líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Polariza como puedas o por qué las redes sociales pueden quebrar (de manera irreversible) la sociedad

Social Media MarketingLa polarización provocada por las redes sociales podría ser irreversible

La polarización en las redes sociales podrían alcanzar un punto de no retorno

Polariza como puedas o por qué las redes sociales pueden quebrar (de manera irreversible) la sociedad

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

La polarización provocada por las redes sociales podría ser irreversible y, llegada a este punto, la sociedad sería incapaz de encontrar de nuevo puntos de unión.

No es ningún secreto que la polarización campa a sus anchas en las redes sociales, que en lugar de propugnar la unión de la sociedad, parece empeñadas en fraccionarla de manera absolutamente irreversible.

Por esta razón un grupo interdisciplinar de sociólogos y físicos ha desarrollado un modelo computacional capaz de analizar la pujanza de la polarización y el rol (en absoluto baladí) que desempeñan en ella las redes sociales. Los resultados de utilizar este modelo computacional han sido volcados en el estudio «Modeling the emergence of affective polarization in the social media society» que publica PLOS ONE.

Y lo cierto es que el informe pinta un panorama más bien desolador y destapa puntos críticos en los que la polarización se troca del todo irreversible.

Hasta la fecha la denominada «cámara de eco» ha sido la explicación más común a la polarización política que echa lamentablemente raíces tan profundas en las plataformas 2.0. Puesto que en las redes sociales los usuarios consumen normalmente contenido que está en sintonía con sus propios puntos de vista, sus creencias políticas no hacen sino robustecerse (siempre según la teoría de la «cámara de eco»).

Este enfoque está preñado, no obstante, de cierta controversia, puesto que las redes sociales no son normalmente las principales fuentes de información de buena parte de los usuarios. Y su efecto sería en realidad mucho más pequeño que el que le endilgamos a bote pronto. Además, hay estudios que arrojan sobre la mesa resultados sorprendentemente paradójicos y concluyen que cuando somos confrontados con pareceres contrarios a los nuestros, no nos volvemos más abiertos y flexibles sino que nos aferramos con aún mayor fuerza a nuestras ideas.

En la investigación publicada por PLOS ONE el sociólogo Petter Törnberg (Universidad de Ámsterdam) y sus colegas de Alemania, Italia y Suecia asumen que la polarización política es un efecto que puede explicarse por la creciente influencia de las identidades políticas.

La polarización emanada de las redes sociales podría alcanzar un punto de no retorno

De acuerdo con este enfoque, los debates políticos han dejado de ser discusiones racionales sobre desacuerdos en el ámbito de la política para convertirse en algo mucho más parecido a las luchas entre tribus en las que es importa mucho más quién pertenece a cada grupo que los argumentos esgrimidos.

Lo sólida que sea nuestra identidad política dependerá, por otra parte, de nuestras interacciones con personas similares a nosotros mismos. Cuanto más frecuentes sean tales interacciones, más fuerte será nuestra identidad política. En cambio, si interactuamos a menudo con personas adscritas a grupos diferentes, nuestro vínculo con la identidad política que hemos elegido se tornará más débil.

Para comprobar la validez de esta teoría Törnberg y otros investigadores desarrollaron un modelo computacional a fin de investigar las dinámicas sociales de la identidad y la polarización política. En este modelo agentes interactúan al azar con otros agentes con identidades políticas similares. Y en base a la suma de todas las interacciones, se determina si la identidad política se refuerza, se debilita o cambia eventualmente por completo.

Examinando las dinámicas de este modelo los investigadores se toparon de bronces con puntos de inflexión que llevan en último término a la polarización política de manera permanente (e irreversible). En tal caso, aun cuando fuera terriblemente complicado hallar grupos radicales en las redes sociales, la polarización no conseguiría mermar. «Como el cambio climático, la polarización política puede reaccionar de maneras tan imprevisibles como peligrosas», advierte Törnberg.

A fin de poner coto a la polarización, los grupos enfrentados tendrían que ponerse de acuerdo en un fin común. «En el pasado esta tarea era emprendida mediante la movilización de masas que caracterizó a la sociedad emanada del fordismo en la era moderna y de la que son ejemplo las guerras a gran escala», explica Törnberg.

«Hoy en día en una sociedad posmoderna y fragmentada está mucho menos claro cómo podrían ser implementados tales puntos en común. Hace dos años los investigadores habrían respondido que un gran problema compartido como una pandemia global podría acabar metamorfoseándose en una solución. Pero hemos podido ya constatar que este tipo de circunstancias tampoco mutan necesariamente en más cohesión», asevera Törnberg.

 

Los criterios de buenas prácticas que incumplen los concursos públicos de publicidadAnteriorSigueintePhilips y sus máquinas de afeitar "rasuran" los clichés masculinos en este spot "body positive"

Contenido patrocinado