líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Por qué Facebook ganará la guerra de la privacidad

En los últimos años los anunciantes han convertido la web en un escenario en el que la gente es un objetivo a medida que se trata de encontrar a los grupos específicos a los que las empresas intentar seducir online. Pero, al mismo tiempo, los defensores de la privacidad y los legisladores han presionado para que la privacidad digital pueda contar con una legislación propia. Y esta situación, independientemente de que finalmente se consiga una ley, hará que todos los agentes online tengan que alterar su conducta frente a la nueva sensibilidad online.

Facebook, Foursquare y otras redes sociales que ofrecen un valor a los consumidores en función de la cantidad de información personal que ofrezcan, serán las ganadoras, pase lo que pase. Estas compañías se crearon sobre la idea de que a la gente le gusta compartir todo lo que piensa, lo que hace y lo que quiere y los 600 millones de usuarios de Facebook o el creciente éxito de Foursquare parecen indicar que estaban en lo correcto, afirma Edmund Lee en AdAge.

Para Mark Zuckerberg no tiene ningún sentido estar en la red si no vas a divulgar quién eres y qué te gusta y cree que la vida online será menos ruidosa y más material si la gente dice qué es lo que quiere. Por ello, en su red hay que utilizar nombres reales y publicar información certera, un concepto que todavía parece bastante novedoso cuando se piensa en que la red, hace tan sólo unos pocos años, estaba llena de nicks anónimos y la gente que compartía demasiada información era considerada, bien inocente, bien estúpida.

Por otro lado, Foursquare, aunque todavía es una plataforma minoritaria, está ganando adeptos que utilizan esta red social día a día. Esta firma digital podría considerarse una afirmación de la existencia del usuario en un lugar en concreto más que el interés por remarcar su presencia en un sitio u otro. Y el marketing basado en la geolocalización es una de las estrategias de marketing más atractiva para cualquier anunciante, aunque también la que más asusta a los usuarios con respecto a los problemas con la privacidad. Los móviles registran tu localización, pero el problema es quién utilizará esos datos y, sobretodo, cómo.

Si un anunciante online observa tus hábitos online y da por supuesta alguna información como tu edad o tu género, no da mucho miedo, ya que sitios como Facebook tienen esta información. Pero, además, Facebook es capaz de recoger datos externos a través de los botones “me gusta” y, además, los propios usuarios han permitido que sea Facebook quien recoja estos datos.

El problema es que internet siempre ha sido un lugar de caza para los anunciantes, lleno de elementos de seguimiento, etiquetas y cookies para conocer los hábitos de los usuarios. Lo cierto es que siempre hemos sido rastreados, lo que pasa es que nadie, hasta ahora, se molestó en mirar o averiguar dónde estabas o hacia dónde te dirigías.

 

El targeting es cada vez más social a pesar de las técnicas pobres y los problemas de privacidadAnteriorSigueinteCarlsberg estrena nueva lema publicitario: "Eso se merece una Carlsberg"

Noticias recomendadas