Social Media Marketing

Por qué la publicidad en Facebook tiene en realidad mucho de masoquista

FacebookNo es ningún secreto que desde hace algún tiempo el alcance orgánico de los posts de las empresas en Facebook ha caído en picado y que, ante semejante descalabro, a las marcas no les queda más remedio que rascarse el bolsillo e invertir en publicidad para intentar capear el temporal.

Pero, ¿merece de verdad la pena la publicidad en Facebook? David Eicher, director de la agencia alemana Webguerrillas, cree que no. "Aunque desde el punto de vista del alcance y del targeting, Facebook es una plataforma publicitaria interesante, lo cierto es que la publicidad intrusiva no puede ser la única respuesta en una época en la que el consumidor está particularmente cansado de la publicidad. Y más si tenemos en cuenta que la publicidad en Facebook genera en ocasiones contactos muy fugaces", explica Eicher en el blog de su agencia.

A juicio de Eicher, invertir en publicidad en Facebook y al mismo tiempo verse castigado por el algoritmo de la red social es una suerte de “masoquismo”.

Para alejarse de la a sus ojos “masoquista” publicidad en Facebook, Eicher propone a las empresas tres posibles soluciones:

- Invertir menos en medios pagados y más en medios propios (en blogs corporativos, por ejemplo).

- Intentar trasvasar el mayor número posible de fans de la marca en Facebook a la propia comunidad 2.0 de la compañía (al margen, claro está, de la red social más grande del mundo).

- Utilizar los fans como multiplicadores en la Web Social en lugar de bombardearles con publicidad.

¿Complicada la propuesta de Eicher? No tanto como parece a simple vista. Si parece a priori más difícil de lo que en realidad es, es porque las empresas siguen sin gestionar sus propios contenidos de la manera adecuada. No hay más que echar un vistazo a muchos blogs corporativos, que son a menudo aburridos contenedores de notas de prensa y donde el autobombo campa a sus anchas en detrimento de la calidad, recalca Eicher.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir