líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Por qué las marcas no deberían buscar amigos en las redes sociales

Redacción

Escrito por Redacción

Con el auge de los medios sociales y la llegada de la comunicación individual se ha presentado un problema para las marcas, que es la necesidad de desarrollar una personalidad. Esto no quiere decir que antes de la llegada de las redes sociales las marcas fuesen entidades planas y sin rostro, pero por la naturaleza de los medios sociales y la inmediatez de las conexiones que las marcas tienen con sus seguidores se necesita una conexión diaria, un contenido regular y una comunicación pública con los clientes que muchas marcas no están preparadas para enfrentar.

Cunado aparecieron por primera vez los medios sociales, y más tarde se convirtieron en una plataforma para las marcas, hubo un entendimiento casi universal de que de pronto éstas tenían que ser amables. Tenían que hablar con todo el mundo, y por encima de todo tenían que ser cordiales. Aparecieron unas marcas subordinadas al cliente, incluso aunque sus comentarios no fuesen relevantes o necesarios. Pero, ¿es esto lo que las marcas tienen que hacer realmente? ¿Tienen que convertirse en amigas de las personas?

Alex Bogusky,  cofundador de Crispin Porter & Bogusky, dijo que «la publicidad es, en su forma más pura, sólo un modo de llamar la atención».

Esto debería pasar por la mente de cada vendedor y gerente de marca cuando se trata de los medios sociales. Los medios de comunicación social, cuando se trata de marcas, son esencialmente otra forma de publicidad. Por eso, como marca, debe utilizar los medios sociales para conseguir la atención de su audiencia. Usted no necesita hablar con alguien como si le conociera, pues, lo crea o no, a la gente no le importa si son amigos o no, sino que tiene que darles algo de lo que hablar. Ser digno de ser enlazado en las redes sociales es la última meta hacia la que debería apuntar.

Sin embargo, una de las peores cosas que pueden hacer las marcas respecto a los medios sociales es obsesionarse con la idea de contenido. Es comprensiblemente tentador si tiene un perfil en los medios sociales llenarlo con cosas para no ser olvidado y conseguir esos importantes comentarios y «me gusta». Pero esto, en realidad, sólo es útil si tiene algo importante que decir.

La verdad más brutal es que la actividad en medios sociales todavía tiene que ser vinculada en última instancia a los objetivos de negocio. En este momento estamos en un estado de limbo en los medios sociales. Cuando empezaba, todas las marcas saltaron hacia ello, y los vendedores tenían que asegurarse de estar allí, de ser vistos. Pero en este momento la inversión en medios de comunicación social sólo continuará si podemos probar que hay un caso de negocio real, y la respuesta no está en los números.

Ésta es exactamente la razón por la que ser amigos en los medios sociales es malo para los negocios. En su lugar, se trata de una imagen más grande, viendo hasta dónde se extiende la marca, el boca a oreja que está construyendo, las ventas que está generando, y los mensajes de marca que está interpretando. Si usted lo hace por los amigos, probablemente terminará perdiendo.

 

Freixenet lanzará su primera campaña colaborativa de la mano de JWT esta NavidadAnteriorSigueinteInternet gratis y vallas publicitarias con reconocimiento facial: así cambiarán nuestras vidas las tecnologías del futuro

Contenido patrocinado