Social Media Marketing

Por qué todas las marcas deberían crear su propia comunidad social

A la hora de hablar de redes sociales, la generación de leads es una de las métricas más complejas de analizar y, a la vez, de las más importantes. El problema es que no es tan fácil para las compañías convertir a sus fans y seguidores en ingresos, y más aún cuando la limitación de datos que ofrecen las grandes redes sociales todavía dificulta más la posibilidad de mostrar el verdadero valor de las conexiones en las redes sociales. Pero lo cierto es que hay vida más allá de Twitter y Facebook.

SocialEngine, por ejemplo, es un software de marca blanca que permite a las empresas crear su propia red social de marca centrada en intereses específicos. Además, las marcas pueden controlar los mensajes que lanzan su red social y tienen la oportunidad de convertir a los participantes en clientes potenciales. Un servicio que lleva funcionando ya desde hace algunos años pero que ahora se ha relanzado como SocialEngine Cloud para dirigirse a los grandes anunciantes.

Grandes de la tecnología como Apple o Electronic Arts ya utilizan SocialEngine para construir sus propias comunidades temáticas para educadores y jugadores. También la NASA lo ha utilizado para crear una plataforma de retos científicos para escolares, MasterCard como plataforma de comunicación interna y Shell para lanzar una red social para emprendedores con más de 200.000 miembros.

Cada comunidad es distinta, pero todas con el objetivo de ayudar a que la compañía genere una audiencia específica en torno a su marca. Y es que, si hasta ahora muchos de los grupos que se han creado en SocialEngine eran grupos de afinidad, con personas interesadas en temas comunes, el nuevo objetivo de la plataforma es atraer a los clientes de compañías más grandes. “Si puedes crear un lugar de debate en torno a lo que sea que vendas, serás el dueño de ese debate”, aseguró el director ejecutivo y fundador de SocialEngine Alex Benzer.

Con un solo desembolso de 54 dólares cualquier marca puede generar su propia conversación, pero también recopilar direcciones de correo electrónico, algo a lo que no pueden acceder en Facebook o Twitter. “Facebook quiere poseer la relación entre tú y tu cliente. SocialEngine te da a ti y a tu marca vuestra propia comunidad. Es una forma mucho mejor de lograr la información necesaria para cuantificar leads”, aseguró Benzer.

Esto es posible gracias a que SocialEngine deja en manos de las empresas el control de la dirección y el flujo de contenidos e información, lo que aumenta, según Benzer, las posibilidades de convertir a los fans de una marca en clientes. Además, las empresas no necesitan tener experiencia en la creación de comunidades, ya que cuentan con todo un abanico de opciones de personalización.

Te recomendamos

FOA Madrid 2020

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir