Social Media Marketing

Práctica vergonzosa o necesaria: los editores hablan sobre la compra de tráfico en Facebook

En los últimos tiempos mucho se ha oído hablar de la compra de tráfico por parte de los editores. Estamos ante uno de los temas tabú de la industria pero, siendo honestos, es justo señalar que son muchos los que lo hacen pero muy pocos los que se atreven a admitirlo públicamente.

Un oscuro mundo que no hace más que añadir confusión a una industria que tiene demasiados frentes abiertos y que lucha por una transparencia y visibilidad que parece que no todos están dispuestos a aceptar.

Para comprender un poco mejor este tipo de prácticas hemos puesto el foco en varios editores que han admitido públicamente comprar tráfico en Facebook. Estos no han tenido ningún reparo a la hora de compartir su estrategia con Digiday. Vamos a ver si con sus declaraciones somos capaces de entender un poco más este escenario que se nos antoja, cuanto menos, poco limpio.

Lo primero que debemos tener en cuenta le parecerá bastante obvio pero nos sirve como punto de partida. Los editores que han admitido comprar tráfico en Facebook dicen hacerlo para cumplir con los objetivos que no han sido capaces de alcanzar por sí mismos.

Las tarifas que los editores pagan para adquirir tráfico en Facebook varían bastante. Uno de los editores (por supuesto, no han revelado sus identidades) asegura pagar menos de un centavo por clic (lo que sí sabemos es que son estadounidenses).

Otro de los editores asegura que se mueve en un abanico de entre dos y cinco centavos de dólar por clic. Nos hemos encontrado con otros que aseguran que únicamente recurren a esta práctica para llenar el inventario de sobreventa por el que pueden pagar más de cinco centavos de dólar por clic.

Uno de los ejecutivos de uno de estos medios asegura que hay que ser muy bueno a la hora de entender este mundo y comprender las estrategias de atribución para “no acabar perdiendo una gran cantidad de dinero”.

Las tarifas varían debido a que existen muchas variables que determinan lo que Facebook cobra a los editores por el tráfico pagado. Además, el gigante social ajusta sus tarifas en tiempo real siguiendo su propia fórmula.

Desde la citada cabecera señalan que Facebook ha declinado la opción de realizar algún tipo de comentario sobre este tema.

Recordemos que si un site tarda mucho en cargar debido a un excesivo número de anuncios o reporta un reducido tiempo de permanencia de los usuarios, las tarifas publicitarias se incrementarán explica un ejecutivo de un medio de entretenimiento.

Si un editor en Facebook reporta pocas interacciones en sus contenidos o cuenta con un bajo porcentaje de clics, el CPC también se eleva. Cabe señalar que las tarifas son más baratas si estamos hablando de un artículo instantáneo las tarifas son más baratas.

Clark Benson, CEO de Ranker ha explicado que utiliza el tráfico pagado para potenciar aquellos contenidos y mensajes que están funcionando bien orgánicamente. La clave para ganar dinero con este tipo de técnicas reside en la prueba y error ya que Facebook cambia sus algoritmos a su voluntad.

Cuatro de los seis editores que han hablado con Digiday se han negado a compartir con la citada cabecera la forma en la que ellos compran tráfico en Facebook. Uno de este si ha reconocido que adquiere hasta el 10% de su tráfico.

Benson ha señalado que Ranker ha conseguido en los últimos tres meses ha conseguido alrededor del 23% de sus visitantes a través del pago por tráfico en medios sociales. La gran mayoría a través de Facebook.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir