líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Social Media Marketing¿qué uso hacemos de las redes sociales?

Los españoles nos pasamos una media de una hora y veinte minutos diarios enganchados a estas plataformas

¿Qué tienen las redes sociales para que estemos tan enganchados?

Las redes sociales están cada vez más presentes en nuestras vidas, pero, ¿somos capaces de hacer de ellas un uso mesurado y saludable?

Desde el estallido de la revolución digital con la llegada de Internet, varios expertos han acuñado el término “era de la información” para denominar el período histórico que estamos viviendo. Las relaciones, la economía y la cultura han cambiado como consecuencia de las nuevas tecnologías y las telecomunicaciones. En especial, cabe destacar el papel de las redes sociales, cuyo uso se ha acelerado aún más a raíz de la pandemia. Según un estudio de IAB, en España el 62% de la población las usa durante un tiempo medio de una hora y 20 minutos.

Diversos expertos de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) han reflexionado sobre el uso desmesurado de las redes sociales, una cuestión cada vez más candente debido al revuelo generado por el documental de Netflix “The Social Dilema”. En paralelo, los expertos tratan de analizar los factores que hacen tan adictivas estas plataformas y la correlación entre la consciencia que tomamos de su poder persuasivo y nuestras acciones.

La tecnología persuasiva: estrategias para dejarte pegado a la pantalla

«Las redes sociales, como productos comerciales que son, no tienen otro objeto para sus accionistas que el de generar beneficio. Así, cuanto más tiempo estemos dentro de ellas, más precisas serán las recomendaciones de tipo comercial que nos irán llegando; esto lo hacen mediante el análisis de nuestro comportamiento anterior en la red», señala Manuel Armayones Ruiz, profesor de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación e investigador del eHealth Center de la UOC.

En el proceso de configuración de la persuasión entran en juego los algoritmos, el análisis de datos y diversas técnicas de diseño y personalización que funcionan como “cebo” para nuevos usuarios. Muchas de las redes sociales se basan en estructuras circulares que te hacen siempre volver al inicio o consumir contenidos de manera inagotable, lo que incrementa el tiempo de uso notablemente.

El mejor antídoto: la educación

La solución para esquivar gran parte de la manipulación de las redes sociales es aplicar el sentido crítico en lugar de dejarnos llevar por los contenidos emocionales. En este sentido, Amayones señala la educación como herramienta esencial para no convertirse en un autómata digital: «La mejor manera de evitar la manipulación tecnológica es saber que esta existe y ser muy conscientes cuando tomamos decisiones en relación con los contenidos que nos llegan por medio de las redes sociales. Debemos tener siempre un espíritu crítico y preguntarnos si eso que estamos viendo es la realidad o lo que nosotros creemos que es la realidad», explica el investigador.

Por otro lado, el experto señala la importancia de no “demonizar” a estas plataformas, pues en un uso comedido y con propósito pueden resultar una puerta abierta a oportunidades, conocimiento, causas sociales y nuevos contactos.

“Las redes sociales forman parte de nuestro panorama presente y posiblemente futuro; tan solo se necesita usarlas con sentido crítico y que los gobiernos de cada país las legislen para proteger la privacidad de sus ciudadanos”, concluyen desde la UOC.

Los oyentes de podcasts están dispuestos a abrir de par en par sus orejas a la publicidadAnteriorSigueinteTRUE, nueva agencia asociada de ADECEC

Noticias recomendadas