Social Media Marketing

Por qué la relevancia marketera de Snapchat se ha exagerado hasta el infinito y más allá

Por qué la relevancia marketera de Snapchat se ha exagerado hasta el infinito y más alláDesde 2014 el uso diario de Snapchat ha pegado una zancada del 207%. Sin embargo, pese a su creciente pujanza, lo cierto es que la app de Evan Spiegel está lejos de ajustarse como guante a las estrategias publicitarias de todos los anunciantes. Así lo concluye al menos un reciente estudio de la agencia de medios Universal McCann (UM).

Hoy por hoy Snapchat es una app utilizada sobre todo y ante todo por los adolescentes. No en vano, según UM, el 35,2% de los jóvenes con edades comprendidas entre los 16 y los 19 años utiliza Snapchat todos los días.

Este porcentaje de uso está muy cerca en esta franja de edad de otra red social con muchísimo gancho entre los más jóvenes: Instagram (37%).

Si nos detenemos en los jóvenes de entre 20 y 29 años, la querencia por Snapchat es mucho menor, puesto que sólo el 10% se conecta a diario a esta red social.

Aún menos seducidas se sienten por Snapchat y sus múltiples prodigios las personas de entre 30 y 39 años. Únicamente el 2,9% de los usuarios adscritos a esta franja de edad utiliza Snapchat con una periodicidad diaria.

¿La conclusión? Que entre los millennials y las personas de mayor edad el uso de Snapchat continúa siendo a día de hoy bastante restringido, en gran parte porque su utilización resulta bastante poco intuitiva para aquellos que rebasan la barrera de los 20 años.

Y no sólo eso. Facebook e Instagram han clonado en los últimos tiempos muchas funcionalidades de Snapchat, algo que ha despojado a esta red social de su inicial carácter rompedor y novedoso.

Instagram, el gran rival de Snapchat, tiene, por otra parte, muchísima capacidad de convocatoria entre los influencers y, por ende, también entre las marcas. En lo que al influencer marketing se refiere, Instagram da hoy por hoy mil vueltas a Snapchat.

Por esta y por otras razones, Snapchat está muy lejos de ser un “must” para todas las marcas. De acuerdo con UM, antes de tirarse a la piscina (publicitaria) de Snapchat, las marcas deberían responder a estas tres preguntas:

1. ¿Se ajusta esta plataforma a mi marca?
2. ¿Utiliza mi target esta plataforma?
3. ¿Se adapta mi contenido a esta plataforma?

Si una vez respondidas a estas preguntas, las marcas determinan que Snapchat es efectivamente la horma de su zapato, éstas deben hacer un uso lo más regular posible de esta dinámica y trepidante plataforma, donde la publicación de contenido (dirigido fundamentalmente a los jóvenes de entre 16 y 19 años) debe tener una periodicidad diaria.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir