líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

A risotada limpia y con memes: así responde Elon Musk a la posible demanda de Twitter

Social Media MarketingElon Musk no se toma demasiado en serio las amenazas de Twitter

Elon Musk se toma a broma la amenaza de demanda por parte de Twitter

A risotada limpia y con memes: así responde Elon Musk a la posible demanda de Twitter

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Una serie de tuits publicados durante la jornada de ayer sugieren que Elon Musk no se toma demasiado en serio la intención de Twitter de llevarlo a los tribunales para forzarlo a cerrar la compra de la red social.

Había guardado un comedido silencio (atípico en él) desde que el pasado viernes se conociera su intención de desbaratar el acuerdo para la compra de Twitter, pero Elon Musk se ha cansado de morderse la lengua.

Durante la mañana del lunes Musk regresó a la red social de la que ahora abjura y se descolgó allí con una serie de tuits que sugieren que no se toma demasiado en serio la intención de Twitter de llevarlo a los tribunales para forzar la adquisición de la compañía.

El primer de los tuits de Musk es un meme de sí mismo con el rostro prorrumpiendo en carcajadas acompañado de las siguientes y vitriólicas frases: «Dijeron que no podía comprar Twitter. Después no suministraron información sobre los bots. Ahora quieren obligarme a comprar Twitter en los tribunales. Y tienen que proporcionar información sobre los bots en los tribunales».

A este tuit siguió otro mensaje en el que podía verse una imagen de Chuck Norris con las manos bajo la barbilla frente a un tablero de ajedrez. Y en un tercer tuit Musk, la coletilla del sudafricano al mensaje precedente, podía leerse «Chuckmate», una variante de la voz inglesa «checkmate» (jaque mate en inglés).

Tan singulares tuits constituyen el primer pronunciamiento público de Musk desde que su equipo legal anunciara el pasado viernes su determinación de cancelar la compra de Twitter.

A finales de abril la red social del pájaro azul anunció su adquisición por parte de Musk, una adquisición a la que Musk quiere ahora poner término escudándose en la negativa de la red social a proporcionar información precisa sobre las cifras de bots en sus dominios.

Twitter niega haber incumplido ninguna cláusula del acuerdo alcanzado en su día con Elon Musk

Tan llamativo giro de guion en el culebrón protagonizado por Elon Musk desató una abundante cascada de reacciones, incluida la del expresidente Donald Trump, que se refirió este fin de semana al sudafricano como «artista en decir gilipolleces» y calificó su acuerdo para comprar Twitter de «podrido».

Musk parece abocado de manera impepinable a una larga batalla legal con Twitter en los tribunales. No en vano, Bret Taylor presidente de Twitter, ya ha asegurado que su compañía está lista para demandar a Musk en un tribunal del estado de Delaware y obligarle a acatar el acuerdo de compra que en su día rubricó. Dicho acuerdo incluiría una cláusula que forzaría al sudafricano a seguir adelante con la transacción siempre y cuando Musk tenga suficiente financiación para afrontarla (como así parece).

El CEO de Tesla podría además tener que abonar una multa de 1.000 millones de dólares por quebrantar el acuerdo de adquisición, aunque Musk tratará de esquivar está penalización escudándose en que Twitter habría incumplido múltiples cláusulas de dicho acuerdo.

En una misiva publicada ayer lunes los abogados de la red social aseguran, no obstante, que Twitter no incumplió ninguna cláusula del acuerdo y que «tomará de manera diligente todas las medidas necesarias para cerrar la transacción».

Twitter, cuyos títulos sufrían ayer un prolapso de más de un 7%, ha recomendado, por otra parte, a sus empleados que se abstengan de hacer comentarios en las redes sociales sobre la operación (naufragada) para comprar la compañía.

 

En el e-commerce influyen más las reseñas de consumidores que los influencersAnteriorSigueinteHorror (y fraude) en el supermercado: estas son las artimañas en las que echa anclas la "reduflación"

Contenido patrocinado