Social Media Marketing

"Robar" fotos a un tuitero les sale a dos agencias por la friolera de 1,2 millones de dólares

twitterEl fotógrafo estadounidense Daniel Morel retrató con su cámara el grave seísmo que sufrió Haití en el año 2010 y publicó después sus fotografías en Twitter. La agencia de noticias AFP descubrió las fotos de Morel en la famosa red de microblogging y no dudó en darles difusión sin el permiso explícito del fotógrafo. Sin embargo, esta precipitada decisión le está saliendo ahora muy a la cara a AFP y también a Getty Images, que no tardó en reproducir las fotografías de la primera.

Morel demandó en su día ante los tribunales a ambas agencias y exigió a AFP y Getty Images una indemnización de 120 millones de dólares por un delito contra la propiedad intelectual. Pues bien, un tribunal estadounidense ha dictado ahora sentencia y ha condenado a ambas agencias a pagar 1,2 millones de dólares a Daniel Morel. Se trata de la cifra más elevada que la legislación estadounidense prevé en un caso de este tipo.

Morel subió en su día 17 fotografías del terremoto de Haití a su cuenta en Twitter, fotografías que fueron después difundidas a través de otro usuario de la red social que no indicaba la procedencia de las mismas. Un redactor de AFP dio con las fotos difundidas por este otro usuario en Twitter y comenzó a darles difusión a través de portales de imágenes como Wapix, Getty Images e ImageForum, con información falsa sobre su autoría, una información que fue corregida, eso sí, poco después.

Tras el “robo”, numerosos medios internacionales como la ABC, la CBS y la CNN comenzaron a publicar las imágenes de Daniel Morel sin que éste figurara en ningún momento como autor. Sólo a través de Getty Images, las instantáneas de Morel se comercializaron hasta en 820 ocasiones sin que éste tuviera conocimiento alguno de la transacción.

Con la ABC, la CBS y la CNN, Morel llegó en su día a un acuerdo extrajudicial en el que se desconoce la cifra con la que el fotógrafo fue indemnizado. Con AFP y Getty Images no hubo, no obstante, acuerdo, y Morel decidió llevar a ambas agencias a los tribunales.

AFP califica el incidente de un “error inocente” y culpa del mismo al tuitero que difundió en su día sin permiso de Morel las instantáneas del fotógrafo en Twitter.

Getty Images asegura, por su parte, haber jugado un papel meramente pasivo en el incidente, pues dio con las fotografías de la discordia en el feed automatizado de noticias de AFP. Además, echa leña al fuego asegurando que Morel tenía un contrato con la agencia Corbis, directa rival en el mercado de Getty Images.

Aun así, y les guste más o menos a AFP y a Getty Images, lo cierto es que la sentencia es de suma relevancia, pues sienta un importante precedente. De acuerdo con ella, la difusión no autorizada de imágenes a través de Twitter no contraviene la ley, pero sí su comercialización.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir