Social Media Marketing

Así funcionan las campañas Facebook Broad Audience

¿Sabes el impacto real de tus campañas de Facebook Broad Audience?

Las campañas Broad Audience de Facebook son una de las últiimas tendencias publicitarias digitales, y así se puede aprovechar todo su potencial.

Los gigantes Google y Facebook ya son los principales canales de inversión publicitaria del entorno online y traen consigo grandes avances que convierten el término ‘automatización’ en una realidad ineludible. En el caso de Facebook, la penetración que tienen las redes sociales en la vida de los usuarios hace que se convierta en un canal donde los anunciantes pueden llegar a su target de forma directa y personalizada.

Una de las tipologías de campañas de publicidad online de Facebook que están más en boga entre los anunciantes, son las campañas de Broad Audience: se basan en campañas de prospecting -con objetivo de llegar a nuevas audiencias- fundamentadas en anuncios dinámicos -que pueden ser personalizados en función de los intereses de los usuarios-. Facebook selecciona así los productos de tu inventario que sean similares a los que el usuario está viendo en la competencia, y les impacta con tus anuncios con el objetivo de atraer tráfico nuevo y nuevos clientes en tu página web.

La automatización facilita este proceso para los anunciantes, Facebook hace magia mientras los anunciantes ven crecer sus ventas sin preocuparse. Bonito, ¿verdad? Sin embargo, si seguimos el camino de la automatización, ¿tienen los anunciantes una visión real de sus campañas o de la eficiencia de su inversión? Lo que lleva a cuestionar si este tipo de campañas generan realmente ventas incrementales.

Acudimos a Tidart Digital Media & Data Agency, agencia especializada en marketing digital y publicidad online. Su CEO, Carlos Molina comenta que, “aunque la capacidad de optimización de Facebook es indiscutible, resulta esencial contar con un equipo humano que optimice esas campañas a través de segmentaciones de audiencias”. Gracias a los estudios de incrementalidad que desarrolla la agencia, descubrieron que con las campañas de broad audience de Facebook aumentaban mucho las ventas de sus clientes, pero un gran porcentaje de estas ventas provenían de usuarios que ya habían visitado tu página web y, por tanto, la marca no estaba llegando a nuevos clientes.

Si dejamos de optimizar las campañas de Facebook, por ejemplo segmentando o excluyendo audiencias, damos libertad a la plataforma para mostrar el anuncio a usuarios que ya habían estado en tu página web. En muchas ocasiones, este usuario ya tenía una intención clara de compra, por tanto, ni la marca llegaba a público nuevo, ni se producían ventas incrementales. “Logramos un 30% de ventas incrementales respecto a las campañas que no optimizan audiencias y un 40% de quality sessions en su página web, y esto no hubiese sido posible de no elaborar estudios previos o de haber apostado por la optimización automática de la herramienta”, defiende el equipo de Tidart. Comprueban así que el impacto de la publicidad es mucho mayor en personas que nunca han estado en tu página web y, en consecuencia, las ventas incrementales son también mayores.

Es necesario tener una visión clara de los resultados de una campaña (por tipología, creatividades utilizadas, segmentación, etc.), para entender el mercado y mejorar tanto la estrategia digital de los anunciantes como los resultados. Frente a esta situación, Carlos Molina propone siempre contar con la experiencia y conocimiento en marketing digital de un equipo humano, que aproveche el data y la tecnología como la Inteligencia Artificial para optimizar al máximo cada euro invertido en publicidad digital y alcanzar el objetivo real que un anunciante haya fijado.

Nota de prensa

Te recomendamos

PREMIOS EFICACIA

Enamorando

Yoigo

Podcast

Atres

Compartir