Social Media Marketing

Salamworld: el clon musulmán de Facebook que permite a los usuarios chatear con el imán

A Facebook le ha salido un competidor en el mundo islámico. Se trata de la red social Salamworld que, con sede en Estambul y arropada por importantes inversores, hará su puesta de largo en internet el próximo mes de agosto. Salamworld es un proyecto ambicioso que pretende llegar a aproximadamente 150 millones de usuarios en todo el mundo.

Uno de los "cerebros" de Salamworld es Ahmad Azimov, director de la red social. ¿Su objetivo? Convertir su "criatura" en las mayores redes sociales del mundo.

La aventura de Salamworld se inició en agosto de 2011, cuando el empresario kazajo Abdul Wahid Nijasow, en colaboración con varios inversores, fundó la empresa. En un plazo de apenas unos meses, Salamworld logró recaudar más de 50 millones de dólares en inversiones. Desde entonces, Nijasow y su mano derecha Azimov viajan por todo el mundo presentando su proyecto a políticos y regímenes islámicos. Sus últimos destinos han sido la India, Indonesia y Pakistán.

“Con nuestro proyecto, intentamos llenar un vacío en internet. Muchas personas que aceptan los valores islámicos en su vida diaria no encuentran ningún lugar donde sentirse cómodas en internet”, explica Azimov en declaraciones a Spiegel.

Hay más de 1.700 millones de musulmanes en todo el mundo, la mitad de los cuales tiene menos de 25 años. Azimov está convencido de que Salamworld es la respuesta a las necesidades diarias de muchos musulmanes. “Los musulmanes necesitan su propio espacio en internet”, subraya Azimov.

Hasta ahora, más de 100.000 usuarios se han prerregistrado ya en Salamworld. Esta cifra es un indicio de lo exitosa que puede llegar a ser esta nueva plataforma, asegura Azimov.

Salamworld nace con el objetivo de convertirse en una herramienta para la paz y para el diálogo, apunta Azimov. No en vano, “salam” es árabe significa “paz”.

Pese a lo pacífico de su nombre, Salamworld no se ha librado de las críticas en el universo islámico. “Los valores islámicos no están de ningún modo en contradicción con los valores humanos. Sólo una minoría desprecia estos valores. La mayoría los acepta y los entiende”, recalca Azimov. El director de Salamworld cree que el proyecto conseguirá a la larga silenciar las voces más críticas. “Creo que Salamworld proporcionará a muchos musulmanes un refugio, lejos de las agrias discusiones que hay siempre en torno a la religión musulmana”, apunta Azimov.

Azimov niega, por otra parte, que Salamworld sea una copia musulmana de Facebook. “No son somos un rival de Facebook sino una alternativa civilizada a esta red social”, destaca Azimov.

Esta red social se diferencia de Facebook fundamentalmente en sus servicios y funcionalidades. Salamworld cuenta con guías de ciudades en las que se muestran al usuario las diferentes mezquitas de una localidad, un servicio de viajes que apoya a los usuarios en los peregrinajes a la Meca, y una consultoría online bautizada con el nombre de “Preguntas al Imán”.

Esta “alternativa civilizada” a Facebook es también totalmente segura desde el punto de vista de la censura. Todos los contenidos que contravengan las leyes islámicas serán bloqueados por la red social. Salamworld tampoco permitirá la publicación de fotos de desnudos, de vídeos escandalosos y de comentarios extremistas. “Todo los que contravenga los valores islámicos será bloqueado”, confirma Azimov. Puede que Salamworld enarbole la bandera de la paz, pero no de la libertad.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir