Social Media Marketing

Revelaciones sobre la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones

El Senado de Estados Unidos presiona a los gigantes de internet en materia de seguridad

El Senado de Estados Unidos presiona a los gigantes de internet en materia de seguridadEl pasado miércoles 1 de noviembre representantes de Facebook, Twitter y Google se enfrentaron a una segunda jornada de interrogatorios en el Senado de Estados Unidos. El objetivo es intentar determinar el alcance de la injerencia rusa a través de estas plataformas en las pasadas elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Rusia ha rechazado en numerosas ocasiones las acusaciones vertidas por los servicios de inteligencia estadounidenses sobre su influencia en los citados comicios. Las investigaciones realizadas apuntan a que Rusia habría utilizado estos gigantes tecnológicos con la vista puesta en inclinar el voto hacia Donald Trump.

Unas acusaciones que desde Moscú han calificado como una campaña sin precedentes en la historia de la política para denigrar la imagen del actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Lo cierto es que no se trata de las primeras acusaciones que Rusia recibe por intromisión en campañas electorales en otros países. Su nombre ha salido a relucir en algunos de los recientes procesos electorales celebrados en Francia o Alemania, pero el Gobierno de Putin lo ha negado rotundamente señalando que se trata de acusaciones infundadas.

El implacable Senado estadounidense

“Operarios rusos intentaron infiltrarse y manipular las redes sociales estadounidenses para secuestrar la conversación nacional” señalaba durante la audiencia el senador demócrata por Virginia Mark Warner. “Querían enfrentarnos a unos contra otros”.

Warner no ha dudado a la hora de dar un tirón de orejas a Twitter y Facebook. Este ha acusado a la plataforma de microblogging de calcular mal el número de bots presentes en la red. En cuanto a la compañía de Mark Zuckerberg ha recalcado que “tienen un profundo y largo trabajo que realizar sobre este tema”.

Los anuncios que han generado la polémica

El objetivo de las audiencias celebradas en el Senado de Estados Unidos es detallar cómo grupos apoyados por el Gobierno ruso crearon y gestionaron perfiles falsos en las redes sociales para influir en los resultados electorales.

Estos habrían publicado mensajes a través de Facebook, Instagram, Twitter y otras plataformas, además de pagar anuncios falsos que habrían llegado a varios millones de votantes estadounidenses.

Las revelaciones realizadas hasta el momento apuntan a que los citados anuncios encuentran su origen en la Internet Research Agency radicada en San Petersburgo.

Facebook ha informado de que alrededor de 470 grupos falsos con lazos con Rusia habrían comprado 3.000 anuncios en los últimos dos años por menos de 100.000 dólares.

Algunos de estos anuncios han sido mostrados durante las audiencias celebradas hasta este momento. Los que mayor preocupación han despertado son los que tenían como misión impedir la votación el día de las elecciones mediante la difusión de información incorrecta sobre el sistema de votación.

¿Qué están haciendo las redes sociales?

Esta es una de las preguntas más formuladas. Los representantes de Twitter han declarado que la compañía está trabajando para tratar de identificar cuáles son las cuentas propensas a publicar este tipo de contenidos. Una respuesta que no ha sido suficiente para los senadores.

Una de las grandes preocupaciones relativas a la compañía dirigida por Jack Dorsey son los bots. A pesar de que Twitter ha informado de que alrededor del 5% del total de sus cuentas son bots, algunas cifras externas a la compañía señalan que ese porcentaje se sitúa por encima del 15%.

“Los bots han generado uno de cada cinco mensajes políticos publicados en Twitter durante toda la campaña presidencial”, apuntaba en este sentido Warner según recogen desde Ad Age.

Facebook ha tenido que corregir en varias ocasiones la cifra de usuarios que se han visto alcanzados por estos anuncios. Los últimos números hablan de alrededor de 146 millones de estadounidenses.

A esto tenemos que sumar los 120.000 contenidos vinculados con cuentas identificadas como ilícitas encontradas en Instagram. Estas habrían alcanzado a alrededor de 20 millones de personas.

En cuanto a YouTube, la plataforma de vídeo de Google ha informado de que ha encontrado 1.100 vídeos publicados durante las elecciones de Estados Unidos sospechosos de estar vinculados a Rusia.

Google ha indicado que se suma a los pasos dados por Facebook y Twitter. Por ello ha prometido ser más escrupuloso con el control y transparencia de la publicidad electoral.

No cabe duda de que las compañías de internet temen que las nuevas regulaciones puedan acabar teniendo consecuencias negativas para sus negocios. Razón por la que no sólo están colaborando en este proceso, sino que están adoptando medidas para corregir los problemas.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir