líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Shazam deja de ser el último mono del marketing para convertirse en el rey de la manada

mono 626Con el crecimiento del mundo digital y la explosión del Big Data, las aplicaciones, herramientas, móviles y wearables se han convertido en el más preciado tesoro de los marketeros que son capaces de adentrarse en los gustos, intereses y hábitos de los segmentos más específicos de audiencia.

Y los datos no solo benefician a los marketeros que pueden crear campañas más efectivas y medir los resultados de forma más precisa, sino también para las compañías de aplicaciones que son grandes contenedores de datos y, hoy en día, eso se traduce en dinero.

Shazam es una de estas aplicaciones que, cuenta con millones de usuarios en todo el mundo y con valiosa información sobre sus gustos musicales. Sin embargo, la compañía no ha sabido rentabilizar al máximo este potencial de cara a los anunciantes, hasta ahora claro.

Aunque la app de reconocimiento de canciones sí ha monetizado algunos de estos datos vendiéndolos a discográficas, su actividad publicitaria ha sido bastante discreta hasta la fecha. Y es que, solo contaba con algún que otro banner y anuncios en el tiempo de espera hasta obtener los resultados.

Es por eso, que la compañía ha decidido cambiar su estrategia y comenzar a abrirse hacia el mundo marketero ofreciendo nuevas posibilidades publicitarias gracias al potencial de la información que obtienen de sus usuarios.

«La publicidad siempre había sido secundaria, pero ahora vamos a ponerla en el centro. Hemos estado perdiendo oportunidades en la industria publicitaria solamente a través de banners», comenta Greg Glenday, chief revenue officer de Shazam.

Los ingresos de la empresa provenían principalmente de las descargas, algún acuerdo con otras compañías o suscriptores pero por primera vez, «los ingresos por publicidad suponen la mayor parte de nuestro negocio».

Y para sacar el máximo partido al data de la aplicación, se ha creado «Shazam Brand Connect», que ayuda a las marcas a conocer cuáles son los artistas y géneros musicales con los que deben alinearse en función de la audiencia a la que se dirijan.

Al mismo tiempo, esta herramienta será capaz de anticiparse a los éxitos para dar oportunidad a los anunciantes a adelantarse a las necesidades de los consumidores.

Shazam ha creado pantallas con interfaces personalizables que muestran datos en tiempo real sobre artistas, géneros, geografía y momentos culturales y que ofrecen a los marketeros la posibilidad de comprar publicidades interactivas con «pantallas sonoras» para ser parte de la experiencia de escucha de los usuarios.

Sin embargo, Glenday ha querido destacar que los nuevos formatos del servicio no serán intrusivos para los usuarios que «seguirán recibiendo los resultados que quieren sin interrupciones».

La compañía también ha apostado por el negocio de los eventos en directo centrados en artistas emergentes y que ofrece oportunidades de patrocinio para las marcas, así como también su participación en los spots televisivos de los anunciantes a través de un logo que indica la posibilidad de buscar la canción con la aplicación.

La Comisión Europea pone de nuevo a Google en el disparadero. ¿El objetivo? AndroidAnteriorSigueinte¿A quién quiere más: a "mamá" televisión o a "papá" vídeo online? El ROI responde

Noticias recomendadas