Social Media Marketing

Sin pretendientes a la vista, Twitter se enfrenta a un futuro de "soltero" muy negro

twitterPodría habido sido bonito, pero finalmente no la ha sido (para nada). Cuando consciente de que su futuro en solitario estaba plagado de incertidumbres, Twitter decidió escuchar ofertas de posibles compradores y a su puerta llamaron "príncipes azules" de la talla de Google, Salesforce y Disney.

Sin embargo, y a pese a su apostura, los tres pretendientes le salieron rana a la red social del pajarito, que debe enfrentarse ahora una "soltería" que trae muchísimos desafíos bajo el brazo.

Para resistir en solitario a lo que se le viene encima (que no es bueno), Twitter debe hacer frente, según los analistas, a lo que más teme: a apretarse el cinturón y a “cortar cabezas” entre su plantilla.

Si quiere sobrevivir, Twitter necesita “tomar medidas valientes”, asegura David Tsu, profesor de la Universidad de Pennsylvania, en declaraciones a Reuters. “Para mantenerse a flote, Twitter necesita una plantilla más pequeña”, recalca.

También Robert Peck, analista del banco de inversión Sun Trust, ve despidos a la vista en la compañía dirigida por Jack Dorsey. Si Twitter redujera en aproximadamente un 10% su plantilla (integrada por 4.000 empleados, podría ahorrar aproximadamente 100 millones de dólares al año, dice Peck.

Aun así, un eventual “tijeretazo” en la plantilla de la red social podría dañar también la imagen de la compañía y alejar de ella el talento que tantísimo necesita para seguir hacia delante.

¿Hacia dónde se dirige actualmente Twitter? Las primeras respuestas a esta pregunta las proporcionarán los “mandamases” de la empresa el próximo jueves, cuando la red social del pajarito presente sus últimos resultados trimestrales.

Desde el punto de vista financiero, Twitter se encuentra actualmente entre la espada y la pared. Aunque es todavía una red social muy querida, sigue apilando cuantiosas pérdidas sobre la mesa.

Durante el último año la red de microblogging ha invertido de manera masiva en marketing y publicidad y aun así su número de usuarios continúa estancado desde hace tiempo. Con 300 millones de usuarios, Twitter está sustancialmente por detrás no sólo de Facebook sino también de Instagram.

“Puesto que su crecimiento se está estancando, la compañía debe recortar costes”, afirma Peck. Sólo los gastos en marketing y ventas engullen el 40% de los ingresos de Twitter, constata el analista. En cambio, en empresas rivales como Alphabet, Facebook y Yahoo! este porcentaje se mueve en una horquilla de entre el 12% y el 19%.

También los gastos volcados en investigación y desarrollo son en Twitter más elevados que en la competencia, aunque no tanto como en el ámbito del marketing y las ventas.

Para ahorrar y, por ende, aguantar el tipo, Twitter debe, de acuerdo con los analistas, renunciar a determinados productos, trasladar algunos de sus puestos de trabajo a países con salarios con más bajos y acabar de una vez por todas con su generosa política de retribución a sus empleados.

A fin de retener a su personal con más talento, la red de microblogging pone en sus manos paquetes salariales dotados de muchísimos ceros y también acciones en la compañía. Sólo durante el año pasado acciones por valor de 682 millones de dólares (de una facturación de apenas 2.000 millones de dólares) aterrizaron en manos de los empleados de Twitter, una generosidad (quizás extrema) que habría espantado, según los expertos, a los posibles compradores de la red social.

Más allá de realizar recortes, a Twitter le queda aún otra posibilidad: atraer a la compañía a nuevos y grandes inversores y con su ayuda volver a levantar hacia arriba sus menguantes beneficios.

De todos modos, y haga lo que haga, a Twitter le queda poco tiempo para decidir hacia dónde quiere encaminar a su futuro (y debe hacerlo sin que parezca una decisión fruto de la desesperación). De lo contrario, a los inversores se les acabará (aún más) la paciencia con la red social del pajarito.

Te recomendamos

TAPTAP

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir