Social Media Marketing

SnapChat deja "K.O." a Facebook Poke en la lucha de las aplicaciones más descargadas

De vez en cuando, entre las miles de noticias en las que se alaban los beneficios millonarios de Facebook, su éxito como plataforma para las empresas o sus recién alcanzados mil millones de usuarios, se cuela una historia que hace que nos replanteemos algunas cuestiones que rodean al gigante Facebook.

La historia comienza así. En septiembre de 2011, Evan Spiegel y Bobby Murphy, dos estudiantes de la Universidad de Standford desarrollaron una nueva aplicación como parte de un proyecto de clase. La aplicación, a la que bautizaron como SnapChat es una exitosa startup con la que los usuarios pueden mandar fotos y videos con segundos de caducidad, transcurridos esos segundos, el contenido desaparece sin posibilidad de ser recuperado. Lo que comenzó como un original proyecto, pronto se transformó en una revolución con miles de usuarios que hoy transmiten 50 millones de fotos diarias.

En sólo unos meses, la aplicación se convirtió en la más descargada y actualmente ocupa el tercer puesto en la lista del APP Store de Itunes. Se instauró como uno de los raros casos en los que primero no viene la publicidad y luego el éxito, sino que la aplicación se hizo popular antes de que a los portales de noticias sobre tecnología les diera tiempo a reaccionar.

Hasta aquí el protagonista de nuestra historia era feliz, pero de repente apareció el antagonista: Facebook. El 21 de diciembre de este año, la red social lanzó al mercado Facebook Poke, una aplicación que más que una réplica de SnapChat, es una copia exacta de esta, con dos únicas diferencias. Una, incorpora la opción de enviar mensajes de texto y compartir localización y dos, utiliza los servidores y política de privacidad de la red social, convirtiendo a Facebook en el propietario de las fotografías compartidas hasta 45 días después de ser enviadas, mientras que en Snapchat las fotografías son completamente eliminadas en el momento en que son visualizadas.

Los días siguientes al lanzamiento de la aplicación, esta consiguió llegar al puesto número 1 en descargas, pero poco después, Facebook Poke sufrió una caída que tuvo que doler al mismísimo Mark Zuckerberg, ya que bajó hasta el puesto 50.

Los desarrolladores de la aplicación la promocionaron como una aplicación bala creada en tan sólo 12 días. Pues bien, parece que el éxito de esta aplicación también ha tenido un descenso meteórico. Ya sea porque los usuarios se han dado cuenta de que Facebook en lugar de desarrollar aplicaciones propias se basa en ideas preexistentes o porque su competidor se ganó el mercado antes, lo cierto es que este pequeño fracaso para Facebook puede transformarse en un éxito si les hace replantearse que algo no va bien.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir