líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Social Media Marketingcovid-19 social commerce mascarilla batido

La pandemia espolea el crecimiento del social commerce

COVID-19, la gasolina que necesitaba el social commerce para convertirse en un bólido

El social commerce ha recibido un fuerte espaldarazo en los últimos meses como consecuencia del confinamiento solapado al coronavirus.

covid-19 social commerce mascarilla batidoEl COVID-19 ha dado fuelle no solo al comercio electrónico en su vertiente más tradicional sino que ha tenido también un efecto balsámico en el comercio electrónico que se desarrolla al calor de las ubicuas redes sociales, esas en las que la gente ha pasado las horas muertas durante los últimos meses.

Confrontados con el cierre de establecimientos comerciales solapado al confinamiento, muchos retailers se han visto obligados a aprovisionarse nuevo canales de venta y distribución. Y lo cierto es que el consumidor está emigrando alegremente a esos canales de nueva hornada.

Según un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por Greven Medien, una tercera parte de los consumidores ha comprado ya en alguna ocasión a través de las redes sociales, en particular en Facebook.

El 16% ha acometido alguna transacción en la red social más grande del mundo y otro 12% ha hecho lo propio en WhatsApp y en Instagram respectivamente.

YouTube ha sido empleado asimismo por aproximadamente el 10% de los consumidores para sus sesiones de «shopping». Gozan, en cambio, de bastante poco predicamento aún desde el punto de vista del social commerce Pinterest (3%), Twitter (3%), Snapchat (2%) y TikTok (2%).

Al social commerce el coronavirus le ha venido de perlas

Las preferencias del consumidor a la hora de hincar el diente al social commerce varían, no obstante, de manera ostensible desde el punto de vista del género. Mientras las mujeres compran mayoritariamente a través de Facebook (18%) e Instagram (13%), los hombre prefieren hacerlo en WhatsApp (14%) y YouTube (12%). Twitter (4%) y Snapchat (3%) son asimismo relevantes para los hombres a la hora de comprar, mientras que las mujeres apenas hacen uso de estos canales para realizar adquisiciones.

La moda es, por otra parte, la categoría más profusamente comprada a través de las redes sociales (16%). Siguen a la moda las joyas y los accesorios (11%), los libros (11%), las cosmética (11%), las entradas (10%) y los cupones de descuento (9%).

El 66% de los consumidores no se imagina, eso sí, comprando medicamentos a través de los plataformas 2.0. Al 64% no le hace tampoco tilín la adquisición de alimentos (64%), viajes (58%), servicios (56%) y objetos de decoración y de diseño (52%) a través de las redes sociales.

Los libros y los cupones de descuento son a bote pronto los productos que más potencial de futuro tienen en el universo del social commerce. El 49% y el 46% se imagina adquiriendo libros y cupones respectivamente a través de las redes sociales en tiempos venideros.

Por otra parte, el 9% de los consumidores confiesa que compró por primera vez en las redes sociales (o lo hizo con mayor frecuencia) durante la pandemia

CEAV y BRAINTRUST anuncian su acuerdo de colaboraciónAnteriorSigueinteH&M celebra el futuro poscovid con un poético y vibrante manifiesto a favor de la vida

Noticias recomendadas