líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La sombra del escándalo de Cambridge Analytica es alargada y sigue acechando a Mark Zuckerberg

Social Media MarketingMark Zuckerberg es demandado por el escándalo de Cambridge Analytica

Un juez federal demanda a Mark Zuckerberg por el caso de Cambridge Analytica

La sombra del escándalo de Cambridge Analytica es alargada y sigue acechando a Mark Zuckerberg

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

El fiscal general de Washington, Karl A. Racine, interpuso ayer una demanda contra Mark Zuckerberg en calidad de máximo responsable del escándalo de Cambridge Analytica.

El escándalo de Cambridge Analytica estallaba en 2018, pero su lóbrega sombra sigue acechando a la empresa otrora conocida como Facebook cuatro años después. El fiscal general de Washington, Karl A. Racine, interpuso ayer una demanda contra Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Meta, en calidad de máximo responsable del escándalo de Cambridge Analytica, que laceró gravemente la reputación de la compañía hace ya cuatro años.

Destapado por The New York Times, The Guardian y The Observer, este cacareado escándalo reveló que la compañía británica Cambridge Analytica utilizó millones de datos de usuarios de Facebook sin su consentimiento.

Cambridge Analytica compiló y trató tales datos para ofrecérselos después a entidades como el Partido Republicano de Estados Unidos con el último objetivo de conectar así con el electorado a través de mensajes personalizados en Facebook y pervertir en último término los comicios (los que se celebraron allende los mares en 2016 y llevaron a Donald Trump a la Casa Blanca).

De acuerdo con el escrito que Racine ha hecho llegar al Tribunal Superior del Distrito de Columbia, Zuckerberg tomó parte de manera directa en las decisiones que permitieron al partido liderado por Donald Trump desviar los datos personales de millones de usuarios.

En 2018, el mismo año en que emergió el escándalo de Cambridge Analytica, Racine ya demandó a Meta en un caso que está aún en curso, pero ahora el fiscal busca imputar también a Zuckerberg.

«Esta brecha de seguridad sin precedentes expuso la información personal de decenas de millones de estadounidenses, y las políticas del Sr. Zuckerberg supusieron un esfuerzo por su parte de varios engaños a los usuarios sobre el alcance de la conducta ilícita de Facebook«, enfatiza Racine.

Racine cree que Zuckerberg fue directamente responsable del escándalo de Cambridge Analytica

«Esta demanda no solo está justificada, sino que es necesaria y envía un mensaje de que los líderes empresariales, incluidos los consejeros delegados, serán responsables de sus acciones», apostilla el fiscal general.

No es la primera vez que Racine se embarca en una batalla contra un gigante tecnológico. En los últimos meses Racine forjó una unión entre los fiscales generales de varios estados de EE.UU. que se tradujo en una demanda contra Google por incurrir en prácticas engañosas en el tratamiento de datos.

Conviene además hacer notar que el fiscal general de Washington ya intentó el año pasado demandar a Zuckerberg por el escándalo de Cambridge Analytica, pero un juez declinó la denuncia por estimar que Racine había tardado demasiado en interponerla.

Racine ha retomado, no obstante, sus planes argumentando que su nueva demanda echa anclas en cientos de miles de páginas de documentos a los que no tuvo inicialmente acceso su equipo cuando se abrió el proceso contra Cambridge Analytica.

En su denuncia el fiscal pone de relieve «el nivel de control sin precedentes de Zuckerberg sobre las operaciones de Facebook», puesto que este controla casi el 60% de las acciones con derecho a voto de la compañía.

La demanda sostiene en este sentido que Zuckerberg estuvo implicado de manera directa en el escándalo de Cambridge Analytica por tomar la determinación de abrir el uso de los datos de la plataforma a terceros.

Además, Racine subraya en su denuncia que Zuckerberg era perfecto conocedor de los daños emanados potencialmente del escándalo de Cambridge Analytica.

Este caso colocó en el disparadero a Facebook, que en 2019 tuvo que abonar como consecuencia del escándalo una multa récord de 5.000 millones de dólares que le impuso la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC).

Aunque onerosa, esta multa fue, no obstante, fruto de una negociación de Facebook con la FTC, que llegó a admitir que la sanción no llegó a ser tan elevada como el organismo tenía en mente en un principio.

 

Montpellier compite con San Francisco en la escena Tech y SaaSAnteriorSigueinteAena, Madrid y CaixaBank, las marcas que han liderado la inversión publicitaria digital en abril

Contenido patrocinado