Social Media Marketing

Spam político en Twitter: práctica demasiado extendida que puede costarle la campaña

twitter campañaTwitter se ha convertido en el escenario perfecto para que los políticos escuchen a los ciudadanos. La red social ofrece ese feedback que en tantas ocasiones han demandado los votantes presentándose como un canal de comunicación directo con la clase política.

Un escenario que sobre el papel suena bastante apetecible pero que en la práctica es en la gran mayoría de las ocasiones una utopía. Twitter se ha convertido en una herramienta de propaganda política que muchos no llegan a comprender. Ven en la misma un escaparate en el que volcar sus estrategias tradicionales como si se tratase de un apartado más de su página web y cometen un error tras otro que, por suerte, cada vez pasan menos desapercibidos para los usuarios.

Seguro que en más de una ocasión se ha encontrado con cuentas que se dedican a retuitear todo lo que dice un determinado político o promueven hashtags lanzados por partidos. Incluso algunos de estos perfiles formulan preguntas de ofensiva facilidad para que los políticos queden bien ante la audiencia. Estrategias que resultan tan extendidas como ineficaces.

Así lo muestra El Confidencial en un artículo en el que habla de Twitter Bots. Una página española que tiene por objetivo destapar este tipo de acciones para que los ciudadanos conozcan todos los tipos de artimañas que los políticos y sus equipos de comunicación pueden llegar a realizar en las redes sociales.

“Llevamos descubiertas en España más de una docena de redes de cuentas con perfil falso dedicadas al spam político”, declaran los administradores de la página en el citado medio dejando claro que ninguno de los partidos está libre de cometer este tipo de prácticas.

Su experiencia les lleva a afirmar que en muchos de los casos descubiertos se encuentran perfiles de tipo personal pero que las características que presentan otras de estas cuentas hacen que resulte difícil no creer que detrás de la gestión de la misma se encuentre una organización política.

Vamos a ver uno de los últimos casos hechos públicos por Twitter Bots. Se trata de una red de perfiles falsos detrás de la que se encontraría Arturo Rodríguez, exconcejal del Partido Popular y actual asesor de la Consejería de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid. La web de Twitter Bots muestra a través de una serie de pantallazos como Rodríguez comete el mismo error ortográfico tanto en su perfil personal como en los falsos. Desde El Confidencial declaran haber intentado ponerse en contacto con él pero este ha borrado toda huella de su presencia en redes sociales tras destaparse este hecho.

twitter-bots1

El gran reto que plantean este tipo de prácticas pasa por identificar a los usuarios falsos de los que son reales. Twitter Bots apunta a que recurren a los datos de la API de Twitter. Comienzan analizando elementos como las fotografías (si son imágenes de archivo) o los tuits que incluyen un determinado hashtag. El siguiente paso consiste en la búsqueda de estructuras que no respondan al orden normal o habitual de comunicación para comenzar la identificación de los posibles usuarios falsos.

Por supuesto van guardando toda la información que recopilan a lo largo de este proceso ya que es habitual que cuando un usuario es descubierto borre toda huella.

Por supuesto no nos encontramos ante una práctica exclusiva de España sino que se ha hecho extensible a todo el mundo. Así lo confirma Matt Navarra. director de redes sociales en The Next Web que considera que el principal problema es la falta de comprensión de los políticos de estos nuevos entornos digitales.

A pesar de que Navarra apunta que se pueden lograr pequeños beneficios a corto plazo con este tipo de estrategias, “puede hacer descarrilar la campaña, porque si un político queda expuesto como tramposo en las redes sociales la confianza lograda quedará destruida”.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir