líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La "teoría de los Doritos" explica tu adicción a TikTok (y otros hábitos tóxicos)

La "teoría de los Doritos" arrasa en TikTok (y ofrece una sabrosa explicación a tu adicción a esta red social)

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

La "teoría de los Doritos" ofrece una explicación muy sencilla a la absurda tendencia del ser humano a hacer cosas que no le procuran en realidad satisfacción alguna.

En TikTok pulula desde hace tiempo una teoría que de forma tan sabrosa como crujiente parece aplicarse a todo o casi todo, desde los hábitos alimentarios a las relaciones (en su vertiente más tóxica). La teoría de marras es la denominada «teoría de los Doritos» y ofrece una explicación muy sencilla a la absurda tendencia del ser humano a seguir haciendo cosas que no le procuran en realidad satisfacción alguna (o le dejan invariablemente insatisfecho).

Esa teoría explica por qué nos atiborramos de snacks (de Doritos sin ir más lejos) esperando una suerte de éxtasis que en realidad jamás se produce o por qué invertimos horas y horas haciendo «doomscrolling» en TikTok sin hallar en realidad placer alguno en este tipo de actividad.

De acuerdo con la tiktoker Celeste Aria, que hace unas semanas publicó un vídeo en el que diseccionaba la «teoría de los Doritos» (convertida a la postre en viral), esta teoría explica por qué los seres humanos adoptamos comportamientos que no espolean en realidad en modo alguno nuestro bienestar.

@celeste.aria_ Have you heard of Dorito Theory? What types of things and experiences falls under it for you? #doritotheory #dopamine #addictivebehaviour #howtostoprotting #rottingtiktok #impulsivebehaviour #howtousetiktokless #howtoeathealthy #howtomotivateyourself #howtoimprove #thoughtexperiment #serotonin #mentalhealth #neuroscience #neurodivergent #adhd ? original sound – Celeste Aria

«Hay una cosa en la que no puedo dejar de pensar y es la denominada ‘teoría de los Doritos'», dice Aria en el vídeo publicado en TikTok. «Conocí esta teoría y ahora veo todo de manera un poco diferente», confiesa la tiktoker.

En el vídeo Aria explica que el nombre de la teoría emana de la idea de que meterse entre pecho y espalda Doritos (aunque sea en abundancia) te deja en realidad menos insatisfecho que si eliges alimentos más saciantes y con más nutrientes (un filete de ternera, por ejemplo).

La «teoría de los Doritos» echa anclas de un principio fundamental y es que las experiencias (con independencia de su naturaleza) que no son verdaderamente satisfactorias son altamente adictivas.

Pese a nacer en un contexto más bien superficial como TikTok, la «teoría de los Doritos» es perfectamente válida en el plano psicológico

Según esta teoría, el cerebro humano está cableado de tal forma que busca la satisfacción plena solo cuando obtiene un poco de placer (el agazapado en las sabrosas entrañas de Doritos).

Y sea cierta o no, lo cierto es que quienes han visto el vídeo de Celeste Aria sugieren que la «teoría de los Doritos» sirve para explicar no solo la adicción a la comida basura sino también el alcoholismo e incluso la ludopatía.

«La gente adicta a las máquinas tragaperras alcanza los niveles máximos de dopamina cuando los engranajes de estas máquinas se mueven y no cuando ganan o pierden», dice, por ejemplo, un usuario en los comentarios del vídeo de Aria. «Dicen algunos que si algo es malo para ti, te sentirás genial mientras lo estás haciendo, pero te sentirás mucho peor después de haberlo hecho», apunta otro usuario.

Y lo cierto es que a pese a ser una teoría nacida de las entretelas más bien frívolas de TikTok, la «teoría de los Doritos» tiene todo el sentido del mundo desde el punto de vista de la psiquiatría. «La ‘teoría de los Doritos’ está perfectamente alienada con otras teorías relativas a las adicciones y al comportamiento», explica la psiquiatra Jamie Sorenson en declaraciones a Fast Company. «Cuanto más inmediata es la recompensa, más probabilidades hay de que repitamos un determinado comportamiento, ya sea comer Doritos, consumir drogas o hacer ‘scroll’ en las redes sociales», subraya.

La «teoría de los Doritos» se ajusta como un guante a hábitos como la ingesta de comida basura y el «doomscrolling», pero también a cosas de mayor enjundia como las relaciones románticas. Y es una teoría que explica por qué algunas personas permanecen durante años junto a parejas que son claramente tóxicas.

Según Sorenson, los comportamientos emanados de las relaciones son hasta cierto punto similares a las adicciones. «Nadie es 100% bueno ni 100% malo, pero es importante encontrar a alguien que saque lo mejor de ti y no conformarte con alguien es en plano metafórico sea simplemente una bolsa de Doritos», advierte Sorenson.

A la hora de explicar por qué los seres humanos están a menudo tan prestos a desplegar comportamientos de naturaleza adictiva, hay investigaciones de corte científicos que indagan en esta cuestión de manera mucho más precisa. Sin embargo, y pese a su naturaleza acientífica, la «teoría de los Doritos» explica con suma maestría por qué el alma humana siente una predisposición tan fuerte a involucrarse en comportamientos dañinos.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

A mal tiempo, buena cara o una hamburguesa de KFC: así es su última campaña, que va "sobrada"AnteriorSigueinteLlongueras revoluciona el mundo de la belleza con una nueva colección impulsada por la IA

Contenido patrocinado