líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los vitriólicos tuits de Elon Musk podrían

Social Media MarketingTwitter podría tener problemas para adquirir Twitter

Elon Musk, en el ojo de huracán por sus últimos tuits

Los vitriólicos tuits de Elon Musk podrían "envenenar" su adquisición de Twitter

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

En las últimas horas Elon Musk ha hecho gala de su lengua viperina lanzando durísimas andanadas en Twitter contra Vijaya Gadde, responsable de políticas y seguridad de la plataforma.

En Twitter Elon Musk jamás se muerde la lengua y en las últimas horas el empresario sudafricano ha hecho gala de su lengua viperina lanzando durísimas andanadas en la red social del pájaro azul contra Vijaya Gadde, responsable de políticas y seguridad de la plataforma. Este incidente podría eventualmente poner palos en las ruedas a su pretendida adquisición de Twitter, ya que en el acuerdo alcanzado con la red social para sellar su compra el CEO de Tesla se comprometió a no «denigrar» ni la compañía ni a sus representantes.

Musk aspira a controlar Twitter porque considera que en esta plataforma es deficiente desde el punto de vista de la libertad de expresión. En Estados Unidos en particular la ultraderecha y los negacionistas del coronavirus han acusado a la red social de practicar vilmente la censura, motivo por el cual ambos grupos han criticado duramente a Gadde. Y ahora es Musk quien ha decidido echar más leña al fuego para tratar para poner a Gadde contra las cuerdas.

Musk ha colocado en las últimas horas en el ojo del huracán a Vijaya Gadde

El CEO de Tesla ha desempolvado un viejo episodio ocurrido en la recta final de la campaña para las elecciones presidenciales celebradas en Estados Unidos en 2020. Por aquel entonces vio la luz un artículo que aseguraba, entre otras cosas, que Hunter Biden, el hijo de Joe Biden, había ofrecido a socios comerciales reuniones con su padre, por aquel entonces candidato a la presidencia. Esta información, de la que se hizo eco The New York Post, fue supuestamente hallada en un cuaderno privado de Hunter Biden. Cuando se destapó la información, Twitter tomó la determinación de bloquear la cuenta del diario porque en su plataforma está prohibido distribuir información obtenida de manera ilegal. No obstante, la red social revirtió posteriormente su decisión y Jack Dorsey, por aquel entonces CEO de Twitter, llegó incluso a disculparse públicamente por el incidente.

El origen de la nueva controversia a cuenta de este episodio es un artículo publicado en Politico, según el cual Gadde habría dado cuenta en una reunión interna de su preocupación sobre los cambios que podrían implementarse en Twitter con la llegada de Elon Musk y no habría podido, de hecho, contener las lágrimas.

En un tuit Musk se ha referido a la postura adoptada por Twitter en relación las revelaciones sobre Hunter Biden como «increíblemente inapropiada». Y ayer publicó un fotomontaje del rostro de Gadden refiriéndose a los supuestos prejuicios de izquierda de la responsable de políticas y seguridad de Twitter.

Tras la publicación de este tuit Gadde se convirtió en víctima de incendiarios ataques en Twitter y la red social tuvo que llegar al extremo de eliminar algunos tuits racistas. A la discusión se sumó el que fue CEO de la red social del pajarito Dick Costolo. «El bullying no es liderazgo», escribió Costolo en Twitter. «Todo lo que digo es que Twitter tiene que ser neutral en el plano político», respondió a continuación Musk.

También Alex Stamos, exjefe de seguridad de Facebook, calificó el comportamiento de Musk como inaceptable y poco profesional.

El pasado lunes Musk acordó con Twitter la adquisición de la red social por 44.000 millones de dólares. Ahora, sin embargo, el multimillonario sudafricano deberá lograr que los accionistas de Twitter se avengan a venderle sus títulos.

 

Estos son los miembros de los jurados de todas las categorías de Cannes Lions 2022AnteriorSigueinteTwitter trinó alto y fuerte en último trimestre y ganó más usuarios de lo esperado

Contenido patrocinado