Social Media Marketing

Turquía busca debilitar a Twitter en su país acusando a la red social de 'evasión de impuestos'

twTurquía está pasando a una segunda fase de su cruzada en contra de las redes sociales. Tras bloquear el acceso a la red social de noticias cortas Twitter durante dos semanas, el gobierno turco ha decidido emplear una nueva arma para acabar con el ‘incómodo’ universo social media.

El primer ministro Recep Tayyip Erdogan se vio obligado a levantar el bloqueo de Twitter por mandato del tribunal constitucional, y por ello ahora ha optado por utilizar una nueva estrategia para acabar con las redes sociales: los impuestos.

Erdogan ha acusado a Twitter de evadir impuestos, afirmación tras la cual ha lanzado ‘un grito de guerra’: “Iremos a por ellos. Estas compañías, como cualquier multinacional, acatarán la constitución, las leyes y las normas fiscales de mi país”.

Ante esta acusación, Twitter se ha visto obligado a reunirse con el gobierno turco, encuentro tras el cual el ejecutivo de Erdogan se ha proclamado como triunfador, asegurando que la red social ha accedido a bloquear las cuentas de algunos usuarios, la primera de esas “justas” peticiones.

El esquema fiscal utilizado fuera de Estados Unidos por Twitter es similar al desplegado por otras multinacionales: gira en torno a una central con sede en Irlanda y está diseñado para minimizar los beneficios fiscales en cada uno de los territorios en los que opera, esquivando así las respectivas legislaciones tributarias nacionales, un punto débil que el gobierno turco está utilizando para debilitar la presencia de la red social del pajarito azul en Turquía.

Las redes sociales son objeto de temor para gobiernos autoritarios que ven en este universo una amenaza al poder impuesto.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir