Social Media Marketing

Twitter aterriza hoy en la bolsa: ¿subida a los altares o bajada a los infiernos a la vista?

twitterEs sin lugar a dudas la salida a bolsa del año. En medio de un gran revuelo, Twitter hace hoy su esperado debut en los mercados bursátiles con un valor de 26 dólares por acción. Una cifra que elevaría el valor de mercado de la famosa red de microblogging a la friolera de 14.400 millones de dólares. Todo pinta a priori muy bien, pero la sombra de la accidentada salida a bolsa de Facebook hace un año y medio es alargada y el escepticismo planea irremediablemente sobre el debut bursátil de Twitter.

Hasta Washington parece haber caído en el embrujo del próximo estreno de Twitter en la Bolsa de Nueva York. Ayer la Comisión de Ética del Congreso de Estados Unidos advertía a los congresistas que se abstuvieran de comprar acciones de la red social del pajarito hasta su salida oficial a bolsa.

Una salida que está prevista para hoy a la 15:30 horas (hora española). A esta hora Twitter hará su esperada puesta de largo en la Bolsa de Nueva York (NYSE). Se trata de la salida a bolsa más importante de una red social desde que Facebook se estrenara hace un año y medio en los mercados bursátiles y se derrumbara casi nada más empezar.

Sin embargo, nadie sabe en realidad a ciencia cierta si el debut bursátil repetirá o no el patrón del de Facebook. ¿Es todo una moda pasajera o está Twitter, una compañía que no tiene ni 8 años de vida, en condiciones de convertirse verdaderamente en la nueva sensación de los mercados bursátiles?

Parece, por el momento, que Twitter se muestra optimista. Ayer por la tarde la red social fijó el precio de sus acciones en 26 dólares por título, 6 dólares más que el valor inicialmente previsto. Que los títulos de Twitter hayan pegado el estirón durante los últimos días sugiere en todo caso que su demanda es elevada. Con un valor de 26 dólares por acción, Twitter, que sacará hoy 70 millones de títulos a bolsa, recaudaría 2.100 millones de dólares y alcanzaría un valor de mercado de 14.400 millones de dólares.

A pesar de lo mareante de estas cifras, los inversores no las tienen todas consigo. El debacle bursátil de Facebook está demasiado cercano como lanzar las campanas al vuelo. De todos modos, las opiniones están muy divididas. Mientras unos inversores no dudan en dedicarle alabanzas a Twitter, otros guardan silencio y evitan pronunciarse sobre la salida a bolsa más esperada del año.

Y después están los que no pueden olvidarse de la hecatombe bursátil de Facebook y ven el horizonte un futuro plagado de “trucos” no demasiado limpios y especulaciones para las acciones de Facebook en la Bolsa de Nueva York.

En la fauna bursátil están también los que están esperando a que las acciones de Twitter se desplomen en bolsa para comprarlas después a un precio más barato, aguardar a que remonten el vuelo y llenarse así los bolsillos.

En vista de las dudas, los directivos de Twitter andan de gira desde el pasado mes de octubre para intentar ganarse el corazón y la cartera de los bancos y las empresas financieras con apasionados discursos sobre los fantásticas previsiones de crecimiento de la red social y de sus ingresos publicitarios, y también sobre la magnífica función social e informativa de la compañía, una compañía que tuvo un papel destacadísimo en acontecimientos como la Primavera Árabe, las bombas en el maratón de Boston o la reelección de Barack Obama como presidente de Estados Unidos.

De todos modos, y pese a la indudable importancia social e informativa de Twitter, ¿es realmente rentable la celebérrima red de microblogging? La compañía sigue arrojando pérdidas y continúa casada a día de hoy con los números rojos. Eso sí, los analistas pronostican que los ingresos de Twitter se multiplicarán por seis o por siete en los próximos años hasta alcanzar los 4.000 dólares de facturación en 2018. Sin embargo, hay siempre una de cal y otra de arena para la famosa red social. Twitter cuenta en la actualidad con 232 millones de usuarios únicos mensuales y el crecimiento de su comunidad se ha ralentizado durante el último año.

A todo ello se une que los primeros años de Twitter fueron turbulentos y plagados de celos, intrigas y peleas entre bastidores, una “guerra civil” que los medios de comunicación no han dudado en desenterrar en los últimos días y que recuerdan a algunos inversores que los directivos de la compañía no son del todo fiables. O eso es al menos lo que sugiere su belicoso pasado.

Quizás por ello, y también por otras muchas razones, muchos potenciales inversores enarbolan la bandera del escepticismo a la hora de enfrentarse a la inminente salida a bolsa de Twitter. Según una encuesta realizada por la CNBC, el 52% de los estadounidenses de entre 18 y 34 años, el grupo de edad más afín a Twitter, cree que invertir en la red social “no es una buena idea”. Y no éste el único problema que destapa la encuesta. Sólo uno de cada cinco estadounidenses tiene cuenta en Twitter. Y el 29% de los que sí tienen cuenta en la red social no ha publicado nunca un tuit. Otro dato que tampoco invita precisamente al optimismo es que sólo el 19% de los consultados contempla Twitter de manera positiva, un porcentaje que aumenta hasta el 47% en el caso de Facebook. Y no sólo eso, sólo el 35% cree que Twitter se convertirá en “una empresa de éxito” en los próximos 5 años y el 9% no ha oído ni siquiera hablar de la red social del pajarito. Algo que podría cambiar hoy con su cacareada salida a bolsa.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir