Social Media Marketing

Twitter cambia las reglas del juego: así pueden los marketeros comerse una y contar veinte

dadosMillones de marketeros de todo el mundo respiran hoy más aliviados tras conocerse la nueva decisión de Twitter sobre la famosa y polémica limitación de 140 caracteres.

Y es que, a pesar de que durante mucho tiempo se mostró reacia a eliminar la característica central de su identidad como red de microblogging, parece que ahora ha cambiado de opinión.

Y desde luego la noticia ha dado una alegría a más de uno. Por su parte, los usuarios podrán expresar sus opiniones, pensamientos y comentarios sin preocuparse por el espacio que ocupan hashtags, menciones o fotografías.

En cuanto a los marketeros, los mayores beneficiados quizá, al no incluirse dentro de los 140 caracteres ni los espacios entre el texto ni los elementos gráficos, disponiendo así de mayor cancha para la creatividad.

Pero, ¿cuáles son los detalles de estos cambios y cómo afectarán a los anunciantes?

En primer lugar todos aquellos elementos gráficos como los vídeos, las encuestas y demás piezas visuales que, hasta ahora ocupaban 24 caracteres, podrán incluirse sin preocupación alguna y manteniendo al mismo tiempo intactos los 140 caracteres de texto.

“Esto significa que podremos centrarnos más en la idea creativa y menos en las restricciones”, opina Dave Surgan de RG/A.

Una segunda novedad que probablemente muchos no sabían es que, los tuits que comienzan por arroba, hasta ahora tan solo se mostraban a los seguidores del tuitero y a la persona mencionada.

Sin embargo, las nuevas reglas de la red social establecen que de ahora en adelante todos estos tuits serán mostrados a todo el mundo, lo que se traduce en mayor visibilidad para las marcas.

Además, con el objetivo de eliminar el spam de la red social, los tuits incluyen la limitación de menciones hasta los 50 usuarios de manera que todos los nombres añadidos a mayores serán penalizados con caracteres .

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir