líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Twitter es la red social en la que los discursos de odio son más frecuentes, según los jóvenes consultados por Fad

Social Media MarketingComposición de palabras como sexismo, discurso de odio o menciones

Los discursos de odio sexista en el mundo online

Twitter es la red social en la que los discursos de odio son más frecuentes, según los jóvenes consultados por Fad

Pilar Ruiz de Gauna

Escrito por Pilar Ruiz de Gauna

Las mujeres jóvenes son quienes muestran un rechazo mayor y una posición más activa de denuncia ante los discursos de odio sexista.

A pesar de que las redes sociales están plagadas de oportunidades, son muchas las sombras que rodean a estas plataformas. La primera de ellas, los discursos de odio que por allí circulan y que pueden llegar a extenderse en un abrir y cerrar de ojos.

Según una investigación llevada a cabo por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de Fad, gracias al apoyo del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, los jóvenes españoles de 17 a 29 años dicen saber reconocer sin problemas los discursos de odio dentro y fuera de las redes sociales, pero reconocen que son más frecuentes y virulentos en el universo online.

En cuanto a los discursos de odio sexista, la investigación revela que las mujeres jóvenes son quienes muestran un rechazo mayor y una posición más activa de denuncia, mientras que los hombres jóvenes tienden a quitar hierro al problema. Algunos de ellos optan por la normalización (por ejemplo, apoyándose en el humor), otros por descolectivizar a las víctimas («son cosas que pasan a personas aisladas»), y otros por la deslegitimación.

El informe «Odio sexista en redes sociales y entornos digitales», realizado con jóvenes de entre 15 y 29 años, ha sido impulsado con el fin de conocer la percepción y valoración de los y las jóvenes en torno a la presencia y efectos de los discursos de odio sexistas en redes sociales, así como su grado de exposición a ellos.

El estudio cualitativo se ha realizado a través diversos grupos de discusión, con un total de 32 jóvenes participantes, llevados a cabo en abril de 2020. Asimismo, durante 26 semanas también se ha realizado un escucha social sobre keywords vinculadas al sexismo como «feminismo», «machismo», «feminista», «patriarcado» o ‘»feminazi».

De la escucha en redes se desprende que el 79% de las publicaciones en torno a las keywords fueron hechas por hombres, frente al 21% que fueron publicadas por mujeres. Por otro lado, el 83% de los mensajes fueron mostrados a hombres y el 73% de las reacciones fueron de hombres.

El volumen total de mensajes recogidos según las keywords seleccionadas durante este fue de 6,6 millones de menciones, generadas por 1,8 millones de usuarios. Estas menciones provocaron 29,5 millones de reacciones (casi 5 reacciones por mensaje de media), y el conjunto de mensajes que incluían estas keywords alcanzó los 18.900 millones.

Los discursos de odio en redes sociales, explican, se construyen alrededor de estereotipos o ideas preformadas y cuentan con un alto contenido de violencia verbal.

El anonimato y la distancia con el objeto de odio son algunas de las razones por los que estos mensajes son más virulentos. A ellas les acompañan una regulación a veces difusa en las redes y la sensación de impunidad percibida por el usuario.

Los discursos de odio son más frecuentes y adquieren una dimensión más desproporcionada en Twitter, según los participantes en el análisis. WhatsApp, Pinterest, Snapchat, LinkedIn y TikTok, son las plataformas en las que no son detectados o son menos frecuentes.

El informe también recoge los principales motivos por los que se activa el discurso de odio sexista:

  • Género: para «recordar» los roles y comportamientos que socialmente se atribuyen y esperan de las mujeres y de los hombres.
  • El cuerpo y el aspecto: o en contra de los cuerpos y los aspectos (formas de vestir, de peinarse, etc.) que se salen de lo normativo.
  • Todos aquellos movimientos o activismo que, bajo la interpretación de quienes están detrás del discurso de odio, pretenden transformar el sistema patriarcal y la estructura de roles que lo conforma, se llame feminismo, movimiento LGTB, LGTBIQ+, etc.

Asimismo, el análisis recoge que el discurso de «los/as odiadores» es sumamente ofensivo, pero su base es netamente defensiva: crean o comparten discursos de odio para obstaculizar cambios que puedan poner en riesgo las posiciones que ocupan. No quieren que sus privilegios o su poder se vea amenazado por «los/as odiados».

Además, la investigación concluye que es más sencillo identificar a las víctimas de los discursos de odio que a «los odiadores», ya que el odio se ejerce en la mayor parte de los casos desde el anonimato o desde perfiles falsos.

Algunos hombres participantes en el estudio reconocieron que usan las redes para desfogarse, que disfrutan creando polémica o participando en debates acalorados dentro de estas plataformas.

La mayor cantidad de publicaciones e impresiones en torno a las keywords vinculadas al sexismo se da en Twitter, una red social en la que se generan conversaciones polémicas y vinculadas a controversias ideológicas.

Las reacciones son mayoritariamente masculinas y fundamentalmente pasivas, en forma de «Me gusta» o «retuits», por lo que la mayor parte de la conversación social en torno a las keywords seleccionadas no se genera como conversación original, sino a través de cadenas de viralización.

El estudio concluye que estas conversaciones se dan sobre todo entre usuarios de 18 a 24 años, teniendo en cuenta que determinar la edad de los usuarios de redes sociales es complejo.

Temas

Twitter

 

5 canales donde las marcas sacan la caña para "pescar" centennialsAnteriorSigueinte"Hemos trabajado durante más de 20 años por ser un actor secundario en la vida de nuestros clientes", María Alonso (ING)

Contenido patrocinado