líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Social Media MarketingTwitter y Facebook se suman a la guerra de los clones de Clubhouse

Twitter y Facebook se disponen a plantar cara a Clubhouse

Twitter y Facebook hacen más encarnizada la guerra de los clones de Clubhouse

Twitter ya tiene en funcionamiento desde hace tiempo en fase beta su particular clon de Clubhouse: Spaces. Y Facebook trabaja también en una réplica de la red social de audio.

En Spaces los usuarios de Twitter pueden mantener charlas (exclusivamente en formato audio) en un suerte de salas de virtuales. El concepto es muy similar al propuesto por Clubhouse, la red social más boga del momento. Y en vista el «hype» que hay aleteando en estos momentos en torno a Clubhouse, la red social del pajarito quiere acelerar el desarrollo de su particular clon de esta plataforma de audio de nueva hornada. A la guerra de los clones de Clubhouse se suma además Facebook, que está trabajando también en su propia app de audio.

Está claro que la arrolladora popularidad de Clubhouse está inquietando a redes sociales más veteranas, temerosas que verse quizás relegadas por una red social que promete provocar un auténtico terremoto en la galaxia 2.0 (lo está provocando ya, de hecho).

Por lo pronto, el servicio Spaces de Twitter, que como Clubhouse se encuentra aún en fase beta, pretende expandirse a un mayor número de usuarios. Kavyon Beykpour, product manager de Twitter, está convencido de que Spaces es el complemento perfecto para los usuarios de la red social del pájaro azul, que tendrán así la oportunidad de conversar de viva voz (y más en profundidad) sobre todo tipo de temas.

El audio, un formato con mucho futuro en las redes sociales

En Clubhouse los usuarios tienen la posibilidad de tomar parte en conversaciones de lo más variopintas, pero solo unos pocos están en el poder de la palabra. Quienes participan como público deben aguardar su turno para sumarse al debate. Esta app de nueva hornada ha ganado muchísima popularidad en los últimos meses gracias en parte a la participación en ella de un nutrido ejército de «celebrities».

Beykpour atribuye el éxito de este formato al hecho de que, sin el yugo del vídeo, los obstáculos para tomar parte en conversaciones que desarrollan exclusivamente en formato audio sus sustancialmente mucho más pequeños.

Mientras Clubhouse limita el número de oyentes de las conversaciones que tienen lugar en sus dominios a 5.000 personas, Spaces no presenta este tipo de restricciones. Además, en la réplica de Clubhouse rubricada por Twitter hasta 10 personas pueden estar en posesión de la palabra (si bien el número podría pegar el estirón en el futuro).

Tanto Clubhouse como Spaces funcionan hoy por hoy con limitaciones. Clubhouse tiene lista de espera y el usuario debe aguardar a recibir una invitación para abrirse paso en esta red social. Por su parte, el servicio Spaces ha sido probado hasta el momento por solo unos pocos miles de usuarios y las conversaciones son únicamente accesibles mediante la app de Twitter para el iPhone.

Muchas de las funcionalidades de Spaces están aún en desarrollo, enfatiza Beykpour. De hecho, Twitter no ha decidido aún si su nueva criatura contará o no en el futuro con una funcionalidad para grabar y escuchar en diferido las conversaciones. Actualmente, las conversaciones expiran una vez finalizado el «livestream».

Tanto Spaces como Clubhouse están aún en fase beta y sus funcionalidades están en desarrollo

El hecho de que las conversaciones no se graben redunda en una mayor relajación por parte de los participantes, si bien podría ser útil grabar al menos algunos fragmentos de las charlas para poder escucharlos más tarde.

Twitter desea además desarrollar nuevas funciones para controlar en la medida de lo posible las conversaciones (y «castigar», por ejemplo, a los participantes que hacen gala de un mal comportamiento).

A la hora de dar fuelle a Spaces Twitter cuenta con la ventaja de que ya tiene una red de decenas de millones de usuarios que se siguen mutuamente en su plataforma. Entretanto, Clubhouse ha recibido no pocas críticas por solicitar a sus usuarios el acceso a su libreta de contactos (a fin de hallar en la plataforma a personas que ya conoce de manera mucho más rápida).

Que el audio tiene mucho futuro en la arena de las red sociales lo demuestra el hecho de que Facebook tiene ya en el horno una app similar a Clubhouse, tal y como publicaba ayer The New York Times.

«Me sorprende que les haya llevado tanto tiempo hacerlo», dice Beykpour en relación con el próximo desembarco de Facebook en el galaxia de audio. Al fin y al cabo, la red social de Mark Zuckerberg se ufana de ser extraordinariamente hábil y rápida clonando funcionalidades de otras plataformas para introducirlas en sus propios servicios.

La Zen Gen, el objetivo de las marcas en el entorno digitalAnteriorSigueinteLas plataformas como Glovo y Deliveroo deberán contratar trabajadores asalariados

Noticias recomendadas