líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Twitter, un fisgón que lo quiere saber todo sobre nosotros para ayudar a las marcas #icom16

fisgon cotillaLa mayoría de las empresas están obsesionadas con saberlo todo sobre los consumidores y recopilar más y más datos sobre ellos. Sin embargo, en su empeño muchas olvidan el verdadero propósito del Big Data, y acumulan información sin sentido.

Todo el mundo quiere data, pero detrás de esta recopilación debe haber unos objetivos comerciales, o lo que es lo mismo, un uso inteligente de los datos. Este fue precisamente el tema que se trató en una de las mesas redondas del I-COM Global Summit, evento dedicado al smart data marketing que esta semana acoge Sevilla.

Chris Moody, vicepresidente de estrategia de datos de Twitter, participó junto a Yasaman Hadjibashi, directora de datos en Barclays África, en un debate moderado por Genevieve Petit, periodista del medio francés Petit Web.

Aunque Moody reconoció que el data es fundamental en la construcción del negocio de Twitter, lo cierto es que ha sorprendido que haya revelado que el data apenas supone el 10% del total del negocio de Twitter.

En la actualidad Twitter cuenta con algo más de 300 millones de usuarios activos, por lo que con estos números, no hay duda de que Twitter es un nido con un gran potencial para el Big Data, pero ¿cuál es el objetivo de recopilar tanta información? Moody lo dijo sin rodeos: ayudar a sus socios y marcas. “El data es un activo estratégico para los editores para poder mostrar a los marketeros el poder de tu plataforma de medios”. En este punto, Hadjibashi se mostró totalmente de acuerdo con él: “Hay que poner el foco en el cliente”, dijo refiriéndose al Big Data.

El gran propósito de Twitter es entender las conversaciones de los usuarios, saber qué dicen y cuándo lo dicen, cuáles son preocupaciones… Una tarea en la que a veces se nutren de la experiencia de grandes empresas expertas en tecnología de data marketing, como Salesforce, explicó Moody.

“Hay que entender las conversaciones. Nadie hablar sobre un helado un lunes o un martes, entonces la publicidad sobre helados uno de esos días no tiene sentido”, ejemplificó Moody. Una información de gran valor para las marcas, pues gracias a ella no solo sabrían cuando publicitarse, sino que además podrían trasladar esta tendencia a otras plataformas o medios.

En definitiva, se trata de utilizar los datos de Twitter para “correlacionar las conversaciones de las personas con las marcas en tiempo, clima y localización” y así poder tomar decisiones de marketing, concluyó Moody.

Para terminar, Moody reveló cuáles creía que eran los grandes desafíos a los que se enfrentan la industria de cara a los próximos años. «El gran reto al que se enfrenta nuestro negocio y probablemente todos nosotros es la educación. El data ya no es algo nuevo, pero cada día cambia todo, así que ¿cómo se hace esto? Lo que la gente de verdad quiere es gestionarlo, por eso hay que hablar sobre educación».

El Sol pone nombres y apellidos al jurado de Marketing Directo y PromocionalAnteriorSigueinteOmnicom supera las expectativas con sus resultados del primer trimestre del año

Noticias recomendadas