Social Media Marketing

Si Twitter no tiene quien lo compre (y lo quiera), ¿debería convertirse en una cooperativa?

twitterA Twitter le han tirado los tejos durante las últimas semanas hasta tres empresas diferentes: Google, Disney y Salesforce. Y sin embargo, estos tres pretendientes le han salido "rana" a la compañía liderada por Jack Dorsey.

Después de que Google y Disney renunciaran a echar el guante a la debilitada red social del pajarito, hemos conocido recientemente que también Salesforce ha decidido dar calabazas a Twitter.

En vista de que nadie parece tener interés en comprar Twitter (para salvarlo de una muerte, según algunos, más que segura), algunos creen que la solución a las muchísimas cuitas de la red social del pajarito pasa por su metamorfosis en una suerte de cooperativa en la que quienes lleven las riendas sean sus propios usuarios.

Así lo cree al menos del bloguero y activista alemán Johnny Häusler, que hace aproximadamente una semana daba cuenta de su idea en un artículo para Wired y creaba poco después un Google Doc para que internautas de todos los rincones del planeta discutieran públicamente sobre la viabilidad de su proyecto.

El plan de Häusler gira en torno a lo que él denomina “internet of ownership”, un principio según el cual todos los servicios online verdaderamente relevantes (Twitter y Facebook, por ejemplo) deberían pertenecer a todos los internautas.

¿El objetivo? Que con una pequeña cantidad de dinero los usuarios se conviertan en copropietarios de las plataformas online en las que tantísimo tiempo invierten. O lo que es lo mismo, que Facebook, Twitter y compañía se transformen en cooperativas.

A los internautas la singular idea (o más bien utopía) de Häusler les seduce, pero lo cierto es que pocos, muy pocos, participarían en ella. Y eso que Twitter es, según Häusler, el ojito derecho de los internautas en la vastísima galaxia 2.0.

“Desde el punto de vista técnico Twitter es fácil de imitar, pero mover sus 350 millones de usuarios a otra plataforma es todo un desafío”, asegura Häusler.

A juicio de los internautas, gestionar un Twitter convertido eventualmente en cooperativa sería terriblemente complicado. Y es que junto a los pequeños copropietarios seguiría habiendo probablemente también grandes accionistas deseosos de obtener grandes beneficios.

¿El problema? Que de acuerdo con Häusler, Twitter no tiene tanto valor económico como cultural y por eso merece la pena ser salvaguardado (en forma de cooperativa).

El proyecto de Häusler es por el momento una utopía. El tiempo dirá si tiene visos de convertirse en realidad en el futuro.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir