Social Media Marketing

Los cambios no afectarán a entidades gubernamentales o militares

Twitter introduce nuevas políticas para acabar con el discurso del odio

Twitter quiere expulsar de su plataforma el discurso del odio, incluidos los tratos violentos y el daño psicológico. Para conseguirlo, anunciaron el pasado mes que implantarían unas nuevas reglas, que expanden las políticas a el contenido amenazante en los nombres de usuarios y en los perfiles, así como las cuentas afiliadas con grupos de odio, dentro y fuera de la plataforma.

La red social ha tenido varios problemas con los contenidos violentos u ofensivos, en una plataforma donde prolifera el discurso del odio. Además, han sido criticados por aplicar de forma arbitraria sus normas y han declarado tener planes para responder de la mejor manera posible a los reportes de los usuarios.

Bajo las antiguas políticas de Twitter, las amenazas de violencia, muerte o enfermedad o un individuo concreto o a un grupo de personas ya era considerado como una violación. Pero ahora las nuevas reglas se aplicarán a las cuentas, incluidas aquellas que se afilian con organización que usen o promuevan la violencia contra la población civil, así como sus causas. Según Twitter, ellos requerirán que aquellos tuits que glorifiquen la violencia o perpetren actos violentos sean borrados, y que aquellas cuentas que vulneren repetidamente esta norma serán suspendidas.

Solo hay una excepción notable, ya que los cambios en las políticas no se aplicarán a entidades militares o gubernamentales. Es decir, Donald Trump, por ejemplo, podría seguir teniendo carta blanca para comentar lo que le pareciese, como cuenta Theverge.com.

Twitter también suspenderá permanentemente todas aquellas cuentas en cuyo perfil aparezca información que incluya amenazas violentas, racismo o sexismo que atenten contra la integridad moral o que inciten al odio y al miedo. Esto incluye, también, todos aquellos logos, símbolos o imágenes que sean usados para promover la hostilidad hacia una raza, religión, discapacidad, orientación sexual o etnia. Si estas imágenes aparecen como cabecera del perfil, pedirán a los usuarios que las eliminen.

"Como parte de nuestros esfuerzos de ser más agresivos en este sentido, quizás cometimos algunos errores", ha dicho Twitter en un comunicado. "Evaluaremos y repetiremos todos los cambios en los próximos días y semanas, y publicaremos nuestros progresos durante todo el camino".

La red social también está planeando desarrollar herramientas internas para identificar las cuentas infractoras, complementando los reportes de los usuarios. La prueba que tendrán por delante es la aplicación coherente de todas estas prácticas contra el discurso del odio.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir