Social Media Marketing

Twitter sale a bolsa hecho una furia y mete a sus acciones un empujón del 72,7%

twitterParece que Twitter ha conseguido finalmente dar el esquinazo a la maldición bursátil de Facebook. La famosa red de microblogging hizo ayer un debut espectacular y libre de contratiempos en la Bolsa de Nueva York (NYSE). De todos modos, las dudas sobre su futuro siguen persiguiendo a Twitter.

Dick Costolo, CEO de Twitter, es en realidad un hombre sereno. Sin embargo, ayer no pudo evitar contagiarse de la borrachera de alegría que supuso para él y sus colegas el magnífico debut bursátil de su empresa. "¡Estoy extasiado!", confesaba.

Éxtasis. Ésta es la palabra que mejor describe las emociones que se vivieron ayer en Wall Street cuando el tradicional toque de campana en el parqué de la Bolsa de Nueva York marcaba el esperado aterrizaje de Twitter en los parqués bursátiles.

Y es que la puesta de largo bursátil de Twitter no pudo salir mejor para la celebérrima red social. Sus acciones partían con un valor de 26 dólares y, tras moverse durante toda la jornada de ayer entre los 45 y los 50 dólares, finalizaban su sesión inaugural en la Bolsa de Nueva con un precio de 44,90 dólares, un 72,69% más que su valor inicial.

Con estas cifras en la mano, Twitter tiene actualmente un valor de mercado de 24.460 millones de dólares, frente a los 14.410 millones de dólares con los que partía inicialmente en su salida a bolsa.

¿Está viviendo Twitter un boom merecido en bolsa y se trata todo de una burbuja que tarde o temprano le estallará en la cara? Las opiniones están divididas, pero el prestigioso analista Brian Wieser, de Pivotal Research, ya advertía ayer que las acciones de Twitter se estaban poniendo peligrosamente caras y recomendaba a sus clientes que vendieran.

De todas formas, lo que está fuera de toda duda es que el estreno bursátil de Twitter ha sido completamente distinto al que vivió Facebook hace apenas un año y medio. Cuando la red social de Mark Zuckerberg desembarcaba en mayo de 2012 en el completamente informatizado índice Nasdaq, la tecnología le jugó una mala pasada y varias averías informáticas aguaron la fiesta a Facebook en su estreno bursátil. Twitter, en cambio, eligió para su debut bursátil a la más antigua pero quizás más experimentada y segura Bolsa de Nueva de Nueva York.

Fue allí, en ese paradigma de la tradición que la Bolsa de Nueva York, donde esos “chiquillos” de Silicon Valley le hincaron ayer por primera vez a los mercados bursátiles. Y lo cierto es que esos “chiquillos”, Dick Costolo y sus colegas, fueron ayer recibidos por todo lo alto en la vieja Bolsa de Nueva York, engalanada para la ocasión con el famoso “pajarito” de Twitter y llena hasta la bandera, cuando habitualmente sus pasillos están medio vacíos. “Que Twitter esté en la Bolsa de Nueva York es una gran alegría para todos”, aseguraba, por ejemplo, el bróker Ryan O’Day.

Poco antes del tradicional toque de campana, Duncan Niederauer, director de la Bolsa de Nueva York, hacía de “Cicerone” de la delegación de Twitter que ayer se trasladaba a la Gran Manzana, una delegación encabezada por los tres fundadores de la red de microblogging: Jack Dorsey, Evan Williams y Biz Stone. No obstante, Dorsey, Williams y Stone no estuvieron ayer solos en la Bolsa de Nueva York. Estuvieron acompañados de tres tuiteros “cinco estrellas”: el actor Patrick Stewart, conocido por el filme X-Men, Cheryl Fiandaca, directora de comunicación de la Policía de Boston y la niña de nueva años Vivienne Harr.

Stewart utiliza Twitter con fines benéficos, Fiandaca echó mano en su día de la famosa red de microblogging para perseguir a los autores del atentado de Boston del pasado mes de abril y Harr se valió de la red social para destinar el dinero que había ganado con su puesto de limonadas a combatir la explotación infantil. Con estos tres tuiteros colgados del brazo, Twitter quiso ayer dejar claro a los inversores y al mundo entero que es hoy lo que es gracias a sus usuarios.

“Estamos todos muy orgullosos de la empresa”, explicaba Costolo ayer casi sudando ante el interrogatorio al que tres presentadores de la CNBC les estaban sometiendo en directo desde la Bolsa de Nueva York. “Pero tenemos todavía mucho trabajo por delante”, reconocía.

Aun así, y pese a su estreno bursátil en medio de tantas alharacas, las dudas siguen persiguiendo como una mala sombra a Twitter. ¿Logrará convertirse algún día en una empresa rentable? ¿Seguirá creciendo a buen ritmo su comunidad de usuarios? ¿Qué pasará después?

Independientemente de que los interrogantes sean todavía muchos, lo que está claro es que Costolo y sus colegas son desde ayer muchos más ricos. Costolo engordó ayer sus arcas con 253 millones de dólares, mientras que Williams añadió a sus cuentas personales 2.600 millones de dólares. ¡Quién iba decir que 140 caracteres darían tanto sí!

Te recomendamos

Enamorando

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir