Social Media Marketing

Twitter apuesta por la investigación para resolver el discurso del odio

Twitter selecciona académicos para conseguir que la red social sea menos "tóxica"

Twitter anuncia la selección de investigadores del ámbito académico para resolver uno de sus problemas más acuciantes: su toxicidad.

TwitterTwitter quiere convertirse en una plataforma "menos tóxica". Por ello, ha anunciado la selección de partners académicos que les ayuden a estudiar una "conversación sana". Estos investigadores deberán enfrentarse a algunos de los problemas más acuciantes de la red social.

Un grupo, liderado por la doctora en Ciencias Políticas por la Universidad de Leiden, Rebekah Tromble, se dedicará al estudio de las "cámaras de eco", el "discurso incívico" y la intolerancia. Su objetivo será "desarrollar dos sets de métricas: cómo las comunidades establecen las discusiones políticas en Twitter, y los retos que quizás pueda crear el desarrollo de estas discusiones", señalaba la compañía.

El segundo grupo de investigadores, procedentes de la Universidad de Oxford y de la Universidad de Amsterdam, estudiará cómo utilizan los usuarios Twitter e general y "cómo la exposición a una variedad de perspectivas y bagajes puede disminuir los prejuicios y la discriminación".

Estos estudios forman parte de los esfuerzos de Twitter por eliminar el abuso y el hostigamiento de su plataforma, como señala Mashable.com. El propio CEO de la compañía, Jack Dorsey, ya anunció el pasado mes de marzo que la compañía buscaría propuestas de investigadores independientes para conseguir esa "conversación saludable" que tanto ansían.

Pero estos grupos de estudios no serán la única iniciativa de la plataforma. También están introduciendo una serie de cambios en la lucha contra los abusos y otros factores que contribuyen a las conversaciones "no saludables". Unos cambios que se han producido ya durante los últimos meses y que incluyen formas de hacer que el contenido problemático sea menos visible.

Aunque es cierto que desde que se pusieron en marcha dichas iniciativas se han dado pasos hacia delante, todavía no se ha afrontado el principal problema. Twitter resulta tóxico para muchas personas. Por ello, la compañía debería liderar los esfuerzos para castigar a aquellas personas que ofenden a otras, en lugar de simplemente reducir su visibilidad.

El proceso de investigación seguramente sea largo y complejo. Así que aunque la compañía ha adoptado un enfoque más saludable durante los últimos tiempos, todavía queda un largo camino por recorrer.

 

 

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir