Social Media Marketing

Llega un controvertido impuesto 2.0 a Uganda

Uganda introduce un polémico impuesto para cerrar el pico a los "cotillas" en las redes sociales

El parlamento de Uganda ha aprobado una controvertida ley que prevé la aplicación de un impuesto para gravar el uso de las redes sociales a fin de frenar el "cotilleo" en ese tipo de plataformas.

redes sociales¿Deberían estar las redes sociales sujetas a algún tipo de impuesto? Parece que sí. Así lo cree al menos el parlamento de Uganda que acaba de aprobar una controvertida tasa para gravar las redes sociales.

El impuesto de marras consistirá en una tasa diaria de aproximadamente 200 chelines (4 céntimos de euros) que se aplicará (sin paños calientes) a todos aquellos que utilicen plataformas 2.0 y apps de mensajería como WhatsApp, Facebook y Twitter.

De acuerdo con Trading Economics, en 2016 Uganda tenía una renta per cápita de alrededor de 570 euros, por lo que la nueva tasa será más bien insustancial para los bolsillos de los ugandeses.

El presidente Yoweri Museveni ha apoyado personalmente la nueva y polémica ley que hará posible la aplicación del impuesto. Museveni está convencido de que los social media alientan el “cotilleo” y por eso es necesario algún tipo de tasa que ponga coto a los corrosivos chismorreos que campan a sus anchas en las redes sociales.

La nueva norma entrará en vigor el próximo 1 de julio, si bien no está todavía del todo clara la manera en que el ejecutivo ugandés monitorizará a los ciudadanos para recaudar el nuevo impuesto.

De lo que no cabe duda es que la nueva ley es una fórmula bastante insólita de regular el uso de los social media. Es posible, no obstante, que haya una intencionalidad política en la norma. Al fin y al cabo, el presidente Musaveni suspendió el acceso a las redes sociales y las plataformas 2.0 cuando concurría en las elecciones presidenciales de 2016.

Uganda no es, de todos modos, el único país que limita el uso que hacen sus ciudadanos de los social media. Papúa Nueva Guinea anunció recientemente que bloquearía el acceso a Facebook durante un periodo de un mes a fin de analizar cómo utilizan sus súbditos la red social más grande del mundo.

No está muy claro por qué el gobierno necesita suspender el acceso a Facebook a fin de recopilar este tipo de datos, pero es evidente que algunos países tienen sumo interés en poner coto al uso que hacen los ciudadanos de las redes sociales.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir