líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El ultimátum de Elon Musk a los empleados de Twitter: o trabajan hasta reventar o se largan

Social Media MarketingElon Musk no pasa una a sus empleados

Musk amenaza a los empleados de Twitter con el despido si no se adhieren a sus planes

El ultimátum de Elon Musk a los empleados de Twitter: o trabajan hasta reventar o se largan

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Elon Musk ha comunicado a los empleados de Twitter que necesita que que todo el mundo trabaje intensamente y durante muchas horas. Y si no, deberán marcharse.

Elon Musk continúa enzarzado en múltiples escaramuzas con los empleados de Twitter, sobre los que parece cernirse de manera permanente la espada de Damocles.

Tras poner de patitas en la calle a la mitad de la plantilla de Twitter, el empresario sudafricano ha dado un ultimátum a quienes se han salvado de su purga en la red social del pajarito.

De acuerdo con un email que Musk envió a los empleados de Twitter durante la noche del martes y del que se ha hecho eco The Washington Post, el CEO comunicó a la plantilla que necesita que que todo el mundo trabaje intensamente y durante muchas horas. Y quienes no deseen adherirse a su política de trabajo, podrán romper su relación contractual con Twitter recibiendo tres meses de salario como indemnización por despido.

«Solo obtendrá mi aprobación quien rinda de manera excelente», advierte Musk en el correo electrónico. El hombre más rico del mundo quiere rodearse en Twitter de un equipo compacto, excelente y ágil principalmente enfocado a la innovación.

Para sufragar la carísima compra de Twitter, Musk ha implementado toda una plétora de recortes en Twitter en un momento en que las «Big Tech» languidecen en los parqués bursátiles y parecen abocadas a una época de vacas flacas. No en vano, no solo Twitter ha metido la tijera a su plantilla. También lo han hecho Meta y Snap y podría hacerlo asimismo próximamente el gigante del e-commerce Amazon.

Elon Musk quiere empleados 100% leales a su vera

En Twitter no solo se están produciendo despidos en cascada (que están afectando también a los empleados subcontratados de la compañía) sino un buen número de dimisiones. Al fin y al cabo, muchos empleados no creen en el proyecto de Musk para Twitter o no quieren sacrificar su vida personal por las maratonianas jornadas de trabajo que les impone el sudafricano, que ha suprimido además por completo el teletrabajo en la red social.

A Elon Musk no le gusta, por otra parte, que sus empleados le lleven la contraria (y más si lo hacen público). Hace poco el CEO de Tesla despedía, por ejemplo, un ingeniero por criticar sus planes para Twitter.

El multimillonario estaría además vigilando de cerca los canales de Twitter en Slack para poner nombres y apellidos a trabajadores contrarios a su proyecto para la red social (y hacerles pasar previsiblemente por la guillotina). Musk no quiere «ovejas negras» en su equipo y quiere rodearse de empleados 100% leales.

Entretanto, Musk continúa afanado en introducir (de manera a todas luces precipitada) cambios en Twitter. Las cuentas verificadas de pago tuvieron que ser suspendidas la semana pasada ante la avalancha de impostores y su relanzamiento tendrá lugar el próximo 29 de noviembre. Además, el sudafricano estaría trabajando asimismo en llevar el cifrado de extremo a extremo a los mensajes directos en la red social del pájaro azul.

Así y todo, no está claro si todos los cambios que Musk tiene el horno lograrán de verdad salvar a Twitter. La semana pasada él mismo no descartaba una eventual quiebra de la red social, que sigue lastrada por la fuga de anunciantes.

 

Más tecnología, audiencias fragmentadas y nuevos hábitos de los consumidores: lo que traerá 2023AnteriorSigueinteLaura Fernández da el salto a Brand Director de Diageo en PHD Media

Contenido patrocinado