líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Las marcas que apoyan la campaña 'Stop Hate for Profit' no eluden las críticas

Volkswagen echa el freno a la publicidad en Facebook (y muchos le echan en cara su cinismo)

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Volkswagen ha decidido secundar la campaña "Stop Hate for Profit" y suspender su publicidad en Facebook a escala global, pero algunos ven esta decisión una mera campaña de relaciones públicas.

volkswagenLa campaña «Stop Hate for Profit», que llama a los anunciantes a abandonar sus actividades publicitarias en Facebook y en Instagram durante el mes de julio, es un rayo que no cesa y suma cada vez más prosélitos a sus filas.

Entre las empresas que han decidido secundar la campaña destaca Volkswagen, que ha tomado la determinación de suspender su publicidad en Facebook y hacerlo además a escala global. El mayor fabricante automovilístico del mundo justifica su decisión argumentado que «un entorno en el que circulan impunemente las noticias falsas y los mensajes de odio no es aceptable en modo alguno». Aun así, la compañía subraya que el diálogo con la red social debe seguir adelante (también con la mediación de la Liga Antidifamación, que es una de las organizaciones que han propiciado la campaña «Stop Hate for Profit»).

«Los comentarios de odio, las declaraciones de tipo discriminatorio y los posts que contienen información falaz no deben publicarse sin comentario alguno y deben tener consecuencias», enfatiza Volkswagen.

Se da la circunstancia de que Volkswagen se ha visto hace poco en el ojo del huracán por publicar en Instagram un vídeo racista, que forzó a la compañía a entonar el «mea culpa» e iniciar una investigación interna (que no tuvo finalmente consecuencias).

¿Secundan las marcas la campaña «Stop Hate for Profit» de manera interesada?

Jochen Sengpiehl, CMO de Volkswagen, se ha referido en LinkedIn a la decisión de la multinacional alemana de echar el freno a sus acciones publicitarias en las redes sociales y no ha cosechado aplausos precisamente.

Muchos creen que la decisión de Volkswagen se produce demasiado tarde y otros consideran que, retirando su publicidad de Facebook, la compañía no hace sino subirse al carro de la campaña «Stop Hate for Profit» de manera interesada.

En su perfil en Instagram (afortunadamente privado) Sengpiehl ha sido criticado asimismo por utilizar el boicot como una campaña de relaciones públicas. No anunciarse en Facebook no debería ser en modo alguno publicidad, argumentan las voces más críticas.

A la campaña «Stop Hate for Profit», lanzada a mediados de junio por varios grupos de derechos civiles, se han sumado ya anunciantes como Coca-Cola, Starbucks, Unilever, Honda, Ford y Adidas.

Algunas empresas (Coca-Cola y Starbucks, entre ellas) han querido ir un paso más allá en su boicot y pausarán su publicidad en todas las redes sociales (y no solo en Facebook).

 

"Stop Hate for Profit": el enemigo a batir no es el odio, es la polarización (y Unilever lo sabe)AnteriorSigueinteLa historia del superviviente de cuatro patas de este spot francés le encogerá el corazón

Contenido patrocinado