Social Media Marketing

La API para negocios llega a WhatsApp

WhatsApp lanza su API para negocios que cobra a los más lentos

WhatsApp lanza su API para negocios, WhatsApp Business API, que cobrará directamente para poder contestar a los usuarios pasadas 24 horas.

WhatsAppHasta ahora, WhastApp todavía no había lanzado ningún sistema que le permitiera ganar dinero de forma directa a partir de su app. Ahora, la aplicación de mensajería instantánea ha lanzado WhatsApp Business API, el primer producto que le genera beneficios de forma directa.

La API permite responder a los usuarios de forma gratuita en las siguientes 24 horas a su mensaje. Ahora bien, una vez pasado este periodo de tiempo, la aplicación cobrará una tasa a las empresas, según TechCrunch.com.

Las compañías tan solo podrán ponerse en contacto con los usuarios una vez que estos les hayan contactado primero. Pero la API les ayudará a programar confirmaciones de envío, recordatorios de vitas o tickets de eventos.

También podrán contestar manualmente a las preguntas de sus usuarios, ofreciendo servicio al cliente, a través de sus propias herramientas o aplicaciones como Zendesk, MessageBird o Twilio. Y los negocios pequeños que formen parte de los 3 millones de usuarios de WhatsApp For Business podrán seguir mandando respuestas tardías individuales gratis.

Cobrar tan solo cuando han pasado más de 24 horas del mensaje es una forma genial de fomentar el feedback. Y tiene su razón de ser. Si los usuarios no reciben respuestas rápidas, probablemente dejarían de utilizar la aplicación de mensajería para esos menesteres.

Incluso podría llegar el momento, cuando el canal ya estuviera asentado entre clientes y compañías, en el que la aplicación retirase la ventana de tiempo gratuita, empezase a cobrar por todas las respuestas o incluso pusiera un precio por volumen de mensajes, en lugar de por periodo temporal.

WhatsApp también ha querido incidir en el hecho de que todos los mensajes enviados entre empresas y usuarios se encuentran totalmente encriptados. Según informó The Washington Post recientemente, el anterior CEO de la app, Jan Koum, había abandonado la compañía precisamente porque Facebook no quería que la encriptación llegase hasta las comunicaciones con empresas.

Con esta estrategia, la aplicación de mensajería contribuiría, por fin, a los ingresos de la compañía de Mark Zuckerberg, que adquirió WhatsApp en 2014 por 19.000 millones de dólares.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir