líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Whyzzer, la red social que cambia la frivolidad de los vídeos de gatitos por la educación

Social Media MarketingWhyzzer nace con el último objetivo de compartir conocimientos

Whyzzer, la red social que se lo juega todo a la carta de la educación

Whyzzer, la red social que cambia la frivolidad de los vídeos de gatitos por la educación

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Whyzzer llega con el ánimo de enfocarse a la transferencia de conocimientos y al intercambio de experiencias "on the go".

Una nueva red social asoma en el horizonte. Y su último objetivo no es lograr que las pupilas (eternamente aturdidas) del espectador se queden pegadas como lapas a contenido tan frívolo como absolutamente inane sino impartir conocimientos. Esta red social de nueva hornada se llama Whyzzer y llega con una estrella de Hollywood a bordo: la actriz estadounidense Kelly Rutherford.

Whyzzer llega con el ánimo de enfocarse a la transferencia de conocimientos y al intercambio de experiencias «on the go». Su debut (de naturaleza global) tendrá lugar el próximo 10 de junio.

Sus creadores son dos jóvenes alemanes, Benjamin Buthmann y Eric Garsleitner, que para dar fuelle a su criatura han tenido a bien colgarse del brazo de Kelly Rutherford, una actriz conocida por su participación en series como Melrose Place o Gossip Girl.

«La idea de alumbrar la startup se gestó en 2019», explica Eric Garsleitner en declaraciones a W&V. En Silicon Valley Garsleitner conoció a muchísima gente dueña de valiosos conocimientos que no tenía, sin embargo, oportunidad de compartir tales conocimientos con otras personas. «Podían compartir tales conocimientos como mucho en podcasts y ‘masterclasses’, que son dos formatos muy complicados de producir», señala Benjamin Buthmann.

Nació entonces el que sería el germen de Whyzzer: llevar los conocimientos y las experiencias de personas particularmente interesantes a una plataforma online. Después entraría en escena la actriz Kelly Rutherford. Buthmann y Garsleitner contactaron por email con la intérprete y esta tuvo a bien responderles Los tres acordaron una reunión en la localidad suiza de St. Moritz, donde Kelly estaba de vacaciones con su familia. Y allí terminó fraguándose eventualmente la colaboración entre los tres.

Whyzzer deja la frivolidad al margen y llega con el ánimo de educar al usuario

A diferencia de otras plataformas 2.0, Whyzzer nace con el último objetivo de compartir conocimientos y experiencias con otras personas sobre cualquier temática. La plataforma está abierta para cualquier creador que esté particularmente versado en un área específica. Y en lugar de «likes» y emojis, los usuarios puntúan el contenido que allí se abre paso en una escala de 0 a 10.

De esta forma, el contenido que no resulta relevante queda sepultado y copan única y exclusivamente el primer plano los posts verdaderamente sustanciosos sobre temas específicos. «Los vídeos de gatitos no tendrán, por ejemplo, cabida en Whyzzer a menos que alguien busque ampliar sus conocimientos sobre las mascotas», señala Garsleitner.

En Whyzzer cada usuario dispone de su propio «feed» personalizado y es confrontado allí con sugerencias que están en línea con los conocimientos de los que busca nutrirse. A través de la sección «Discover» el usuario puede además descubrir nuevos temas e indagar más sobre ellos (en un principio mediante vídeos y contenido en directo; más tarde será posible también almacenar artículos y archivos de audio).

Whyzzer permite, por otra parte, a los creadores que allí se desenvuelven monetizar los contenidos que allí vuelcan de manera directa. En la plataforma el contenido gratuito y el contenido premium se dan la mano. El contenido de pago en Whyzzer puede tomar la forma de «masterclasses», cursos, tutoriales y eventos y su precio los determina el propio creador (si bien la plataforma se queda con un pequeño «fee»).

La publicidad brillará por el momento completamente por su ausencia en Whyzzer. «No queremos que nuestra comunidad, enfocada al aprendizaje, se distraiga», subraya Buthmann, que no cierra, no obstante, la puerta a los anuncios (apoyándose en la fórmula del patrocinio, por ejemplo).

El target de Whyzzer es cualquiera que tenga ánimo de aprender algo. «A todos nos gusta dar alas a nuestra educación. Y hay muchas cosas que pueden potencialmente interesarnos, aunque no las busquemos de manera específica», señala Kelly Rutherford.

La columna vertebral de Whyzzer es el conocimiento y por eso la plataforma busca rodearse del mayor número posible de expertos (en todos los idiomas). A largo plazo sus creadores miran, al fin y al cabo, mucho allá y quieren utilizar su plataforma para llevar la educación a los países del tercer mundo. «No hay límites», enfatizan los fundadores de Whyzzer.

 

TikTok mejora la presencia de sus clientes en redes sociales con HootsuiteAnteriorSigueinteEl saber también se escucha, el motivo por el cual Fnac apuesta por el audio digital

Contenido patrocinado