Social Media Marketing

YouTube no permitirá insultos

YouTube endurece su política contra el acoso

La plataforma tendrá mano dura no solo con los vídeos que incluyan amenazas explícitas, sino también los que las incluyan de manera implícita a través de insultos.

YouTube

YouTube continúa con su objetivo de controlar el contenido que circula por la plataforma para que no viole las normas de su comunidad, al mismo tiempo que revisa de manera sistemática sus políticas.

Esta semana, Matt Halprin, Vice President, Global Head of Trust & Safety, explicaba en el blog oficial de YouTube la actualización llevada a cabo por la compañía en su política de acoso: "Revisamos sistemáticamente todas nuestras políticas para asegurarnos de que la línea entre lo que eliminamos y lo que permitimos se dibuja en el lugar correcto y reconocimos a principios de este año que en términos de acoso, hay más que podemos hacer para proteger a nuestros creadores y nuestra comunidad".

A pesar de que, tal y como asegura, YouTube siempre ha eliminado vídeos que amenazan explícitamente a alguien, revelan información personal confidencial o alientan a las personas al acoso, la plataforma da ahora un paso más. Sus políticas "no solo prohibirán las amenazas explícitas, sino también las amenazas veladas o implícitas". Según explica Halprin, la nueva medida hace referencia a contenido que simule violencia hacia un individuo o que utilice un lenguaje que sugiera que se pueda llegar a una violencia física. "Más allá de amenazar a alguien, también hay un lenguaje degradante que va demasiado lejos", explica.

Eliminará los vídeos con insultos hacia personas por su raza, expresión de género u orientación sexual

"Ya no permitiremos contenido que insulta maliciosamente a alguien en función de atributos protegidos como su raza, expresión de género u orientación sexual. Esto se aplica a todos, desde particulares hasta creadores de YouTube y políticos", declaran.

Desde YouTube son conscientes de que el acoso perjudica a la comunidad y provoca que los usuarios sean menos propensos a compartir sus opiniones. Para dar solución a este tipo de problemáticas, la compañía se reunió con creadores de contenido de la plataforma, además de con una serie de expertos que compartieron su perspectiva. Entre ellos, organizaciones que estudian el bullying online y defensores de la libertad de expresión.

Para regular este tipo de contenidos, YouTube tendrá en cuenta los patrones de comportamiento en cuanto al acoso, fijándose en si ese comportamiento se repite en múltiples vídeos o comentarios, aunque un vídeo individual no viole las normas. Asimismo, está trabajando en las políticas para el Programa de Socios de YouTube (YPP) para tener aún más mano dura con aquellos que participen en el acoso y para garantizar la recompensa únicamente a los creadores de contenido de confianza.

"Los canales que repasen repetidamente nuestra política de acoso serán suspendidos de YPP, eliminando su capacidad de ganar dinero en YouTube. También podemos eliminar contenido de los canales si acosan repetidamente a alguien", asegura.

Las medidas también se aplicarán dentro de la sección de comentarios. Solo en el tercer trimestre de este año, YouTube eliminó 16 millones de comentarios.

Además, otorgan a los creadores de contenidos la opción de revisar los comentarios que parecen inapropiados (aunque en una primera instancia no violen las normas) antes de que se publiquen en su canal. La semana pasada, comenzaron a activar esta función de manera predeterminada para los canales más grandes de YouTube con las secciones de comentarios más activas del sitio y se implementará en la mayoría de los canales para fin de año.

"Nos comprometemos a seguir revisando nuestras políticas regularmente para garantizar que preserven la magia de YouTube, y que también cumplan con las expectativas de nuestra comunidad", finaliza Matt Halprin.

Te recomendamos

Carat

FOA

A3media

Outbrain

Podcast

Compartir