Social Media Marketing

Zuckerberg trata de limpiar la imagen de Facebook en la Munich Security Conference

Zuckerberg asegura que Facebook ha aprendido (a palos) la lección de la manipulación

En la Munich Security Conference Mark Zuckerberg aseguró el pasado sábado que Facebook había aprendido la durísima lección extraída de las elecciones presidenciales de 2016.

mark zuckerbergMark Zuckerberg fue el pasado sábado la estrella indiscutible de la conferencia especializada en seguridad Munich Security Conference. Todos (en particular los numerosos políticos allí congregados) quisieron fotografiarse junto al fundador y consejero delegado de la red social más grande del mundo.

Y eso que desde noviembre de 2016, cuando se celebraron en Estados Unidos las elecciones presidenciales que llevaron a Donald Trump a la Casa Blanca Facebook está en el ojo del huracán por haber cambiado supuestamente el designio del voto en aquellos comicios mediante sucias triquiñuelas (oriundas al parecer de Rusia) que echarían raíces en severos agujeros de seguridad en su plataforma.

Así y todo, Zuckerberg parece estar dispuesto a enmendar los errores cometidos por Facebook hace ya casi cuatro años. "Hemos aprendido la lección de las elecciones presidenciales de 2016". Y en este sentido, la red social hará todo lo posible en el futuro para evitar las injerencias externas en los procesos de naturaleza electoral.

Desde 2016 Facebook ha identificado (para parar los pies) 50 campañas de desinformación que se habrían ejecutado en sus dominios. En una de ellas los expertos en seguridad de la red social descubrieron una red de cuentas falsas de origen iraní con intención de influir en los comicios estadounidenses. Fue desactivada asimismo una red rusa cuya última intención habría sido echar la zarpa sobre las elecciones en Ucrania.

Facebook, ¿de enemigo a fortín de la democracia?

En Múnich Zuckerberg quiso presentarse el pasado sábado como paladín de la democracia. "Tenemos una responsabilidad", reconoció. Y "puesto que habrá nuevas amenazas debemos descubrirlas antes de que éstas se traduzcan eventualmente en daños", subrayó.

Precisamente por esta razón Facebook ha implementado un software que borra cada día un millón de cuentas falsas. La implementación de este tipo de medidas en el transcurso de los últimos años se ha traducido en un coste de varios millones de dólares, aseguró Zuckerberg.

La franqueza de la que hizo gala Zuckerberg en Múnich es sintomática de la lacerante presión a la que se enfrenta actualmente su "criatura". De hecho, el máximo responsable de Facebook se mostró abierto en la capital bávara a la cooperación con las autoridades gubernamentales (algo que hubiera sido totalmente impensable hace solo unos.

Zuckerberg apuntó las empresas de internet como la suya precisarían de regulaciones más precisas no solo desde el punto de vista de la desinformación sino también desde el punto de vista de la definición de los contenidos de odio, de la propaganda terrorista y de los llamamientos a la violencia. "No podemos ser el único actor en este sentido", aseveró el CEO de Facebook.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir