Ad:Tech Sydney 2012

Publicitarios españoles por el mundo: de Sra. Rushmore (España) a BMF (Australia)

Esta semana hemos tenido la oportunidad de charlar en Sydney, Australia, donde estamos cubriendo el congreso Ad:Tech Sydney 2012, con dos directores creativos españoles que ficharon por la agencia publicitaria australiana BMF desde Sra. Rushmore. Laura Sampedro es executive creative director y Carlos Alija executive creative director. Desde marketingDirecto.com hablamos con ellos sobre cómo se trabaja la publicidad aquí en Australia, cómo se han adaptado a su nuevo entorno, las diferencias de pensamiento entre España y Sydney, etc.

"Nos conocimos en Tiempo BBDO con la novedosa comunicación de Renault y de ahí saltamos a Sra. Rushmore, donde estuvimos los últimos 6 años desarrollamos todas nuestras capacidades", comenzaba diciéndonos Carlos. Laura dijo que la idea de dar el gran salto a Australia vino porque "llega un punto en tu carrera en el que, después de conseguir tus objetivos, te quieres quitar la espinita de trabajar en otros mercados en los que la comunicación digital sea más avanzada que en España".

"Aquí las agencias tienen muchísimos más recursos y unas estructuras muy grandes", aseguraba Carlos. "En España estamos más acostumbrados a creativo, cuentas, algún planner y la recepcionista, aquí el trabajo se puede desarrollar mejor gracias a estas grandes plantillas, aunque se pierde la frescura y la capacidad de improvisación dada por la falta de recursos que traemos de España. Notamos que venimos con cierta ventaja en este sentido, lo que compensa la barrera lingüística que se puede presentar inicialmente", añadía Carlos.

"BMF busca talento fuera para ofrecer puntos de vista más allá de lo local", además "esta es una agencia internacional, aunque la mayoría de la gente es de origen anglosajón", decía Laura. "Además contamos con tecnólogos en el equipo que nos facilitan mucho el trabajo para entender mejor cómo se relacionan las marcas con la tecnología", decía Carlos. "Sra. Rushmore ha sido en los últimos años la agencia española con más proyección internacional", dijo Laura. "Ahora trabajamos con clientes locales como el Commonwealth Bank Australia, con el que tenemos una campaña on air mediante la que estamos desarrollando una acción de comunicación basada en transacciones inmediatas", nos contaron los creativos.

En cuanto a las tendencias del mercado publicitario australiano, "se está intentando encotrar la forma de llegar mejor al cliente. Lo que es cierto es que aquí todo el mundo tiene un iPhone porque tienen mucho dinero y se lo pueden permitir, algo que nos brinda la oportunidad de llegar a ellos a través de lo digital y lo social", aseguró Carlos. "Pero también hay publicidad tradicional, en prensa y TV, pero sí es cierto que cada vez hay más marcas  que están desarrollando sus propias aplicaciones". La penetración de lo móvil y lo digital es  mucho mayor en Australia que en España, "algo que tiene que ver mucho con la situación económica porque aquí todavía no hemos oído la palabra crisis, de hecho se dice que estamos en la era post-crisis. La inversión publicitaria aquí ha crecido un 3% largo", aseguró Laura.

"La publicidad institucional aquí se valora mucho, se invierte mucho y se tiene mucho en cuenta", comentaban. Otro dato relevante es que "la relación con los clientes en España es más cálida y cercana, mientras que aquí conocen más la tecnología que los anunciantes españoles, con ellos se puede hablar de una aplicación o una acción potente de redes sociales mientras que en España son más tradicionales, quizá por el tema de la crisis". Por otro lado, "a nivel creativo no hay tantas diferencias, la creatividad es mucho más universal", dijo Laura. "La diferencia principal con una agencia española es el tamaño del equipo y la especialización de los perfiles profesionales", añadió.

"Los fees aquí son más altos que en España", decía Carlos. "Australia es el segundo país del mundo en el que más se trabaja después de Corea", añadió Laura. En cuanto al sueldo medio del sector publicitario, "aquí cualquier creativo cobra hasta 100.000 dólares anuales". Eso sí, "la vida aquí es mucho más cara". "La tasa de paro es de un 4%", apuntó Laura. Es curioso que "cuando llegas aquí que, por ser extranjeros, no tenemos derecho a nada, todo lo pagamos de forma privada: edicación, sanidad...", no como sucede en España.

"Las marcas españolas en los supermercados australianos tienen una cierta presencia, sobre todo el aceite español, el chorizo y algunas aceitunas", nos comentaba Laura. El problema es que desde España "se tiene un visión muy diluida de la cultura y los productos, por lo que no se ha sabido vender bien", concluyó Carlos.

Para ver el vídeo de esta entrevista, pulse aquí.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir