*Cannes Lions 2015

5 aprendizajes que nos hemos traído en la maleta de Cannes Lions 2015

Cannes LionsLa 62ª edición del Festival Internacional de Creatividad Cannes Lions es ya historia y a España le ha dejado pintada una sonrisa de oreja a oreja en el rostro. Con un botín de 48 leones, nuestro país ha logrado "rugir" en Cannes Lions 2015 bastante más que en 2014, cuando el palmarés patrio fue de 37 leones.

En la última edición del certamen publicitario con más solera del mundo se entregaron la friolera de 1.288 leones, cifra con la que Cannes Lions 2015 se las ingenió para pulverizar todos los récords. Pero, ¿hasta qué punto merece la pena tan furiosa "cacería" de leones? A continuación, y de la mano de la publicación alemana especializada en marketing y publicidad Horizont, diseccionamos los 5 grandes aprendizajes que nos ha regalado la 62ª edición de Cannes Lions:

1. Demasiados leones en la “jaula”
Es francamente estupendo que España haya “cazado” este año en Cannes Lions 48 leones, de los cuales 16 han recaído en manos de DDB, que gracias a sus “Hologramas por la libertad” se ha convertido en la agencia española más laureada en Cannes Lions. Sin embargo, es imposible no tachar de absurda la “inflación” de leones que se ha producido este año en el prestigioso festival publicitario. ¿Qué valor tiene de verdad un león si se han metido en la “jaula” nada más y nada menos que 1.288 leones? ¿Por qué hay semejantes manadas de leones en Cannes Lions? La respuesta a esta pregunta es sencilla. Los organizadores de este certamen son codiciosos y por eso cada año añaden al festival nuevas categorías y subcategorías. Este año fueron 500 las categorías y subcategorías añadidas. Un ruego a la gente de Cannes Lions: ¡paren por favor esta locura y vuelvan a hacer verdaderamente valiosos los leones!

2. Los publicitarios tienen un problema de identidad
La industria publicitaria tiene un serio problema de identidad. En lugar de desarrollar campañas que ayuden a sus clientes a vender mejor sus productos, los publicitarios se empeñan en sacarse de la chistera soluciones para un mundo mejor. Así ha quedado al menos de manifiesto en las grandes campañas ganadoras en Cannes Lions. Tales campañas contribuyen a mejorar la seguridad vial en la carretera, previenen las quemaduras de sol o ayudan a las adolescentes a tener una mejor imagen de sí mismas. Y todo eso está muy bien, pero ¿solucionan de verdad los problemas de los anunciantes que hay detrás? Más bien no.

3. Falta de inspiración
Muchos de los creativos que se han paseado durante la última semana en Cannes Lions aseguran que lo allí aprendido sirve de inspiración durante meses y meses. Pero, ¿hasta qué punto es cierta esta afirmación? Cannes Lions es cada vez más una gigantesca feria dominada por titanes tecnológicos cuyo último objetivo es “enamorar” a las agencias y a los anunciantes. Para asistir en Cannes Lions a las conferencias verdaderamente inspiradoras y relevantes hay que hacer cola durante horas y horas y darse “codazos” con auténticas mareas humanas.

4. El enfoque lo es todo
Quien acude a Cannes Lions debe tener muy claro cuál es su enfoque a la hora de asistir al festival. Ante tan desmesurada oferta de seminarios, fiestas y exposiciones, a Cannes Lions hay que acudir con las ideas muy claras. Una buena manera de hacerse (más o menos) una idea de lo que es Cannes Lions es asistir a las ceremonias de entrega de premios, que son, por cierto, bastante más entretenidas que las exposiciones de trabajos en la “catacumbas” del Palais des Festivals. Y en cuanto a las fiestas, es perfectamente posible pasar una fantástica semana en Cannes Lions sin amanecer cada mañana en el bar Martínez tras una larga noche regada de alcohol.

5. A pesar de todo, Cannes Lions es una cita única
Críticas al margen, en Cannes Lions se respira una atmósfera absolutamente única en el universo publicitario. En este certamen hay una amalgama única de sol, mar, networking, glamour y megalomanía. No en vano, estamos ante el “no va más” en el mundo de los festivales publicitarios.

Te recomendamos

Enamorando

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir