*Cannes Lions 2015

Cómo ganar un león en Cannes Lions puede (o no) cambiarle la vida

cannes lionsLa industria de la publicidad se encuentra a las puertas de una nueva edición del Festival Internacional de la Creatividad de Cannes Lions. Una cita ineludible que tiene al sector en vilo ante la incertidumbre de quiénes serán los afortunados que se alzarán con un león de oro como recompensa a sus trabajos creativos.

Pero, más allá del reconocimiento de la industria, ¿qué le aporta ganar un león en el festival de Cannes Lions? A algunos estas estatuillas les sirven para alimentar y hacer aún más grande su ego mientras que otros, pasada la euforia del momento, lo dejan acumulando polvo en una estantería como recuerdo de una original idea que quién sabe si volverá a pasar.

Para saber de primera mano qué se siente cuando eres el destinatario de uno de estos leones, desde Adweek, se han puesto en contacto con al algunos de los ganadores de ediciones anteriores para saber que sensaciones produce y qué repercusiones tiene. ¿Quiere descubrirlo?

1. Tim Cawley, director creativo en la agencia Sleek Machine

“Euforia intensa. Luego temes vivir a la sombra de este premio”. Uno de los aspectos negativos que ha destacado es que muchos clientes convierten los leones en una especia de brújula con la que guiar las agencias con las que trabajan y llega a nublar su juicio. “No se puede cambiar en nada. Hay que hacer un buen trabajo, llevarse bien con los compañeros y no actuar de forma diferente tras obtener el premio. Recuerde que trabajar sólo para ganar en Cannes, es un método peligroso.

2. Susan Credle, Leo Burnett

“Se convertirá en una estrella aunque nadie sabrá quién es o lo que hiciste”. “La desventaja de ganar uno de estos premios es que se queda fuera mucha gente con talento”. “Son las mejores redes, agencias e individuos los que ganan en Cannes Lions porque sus nombres tienen que aparecer en las listas. Estas son una forma de demostrar a las marcas su éxito y se han convertido en un atajo en la búsqueda de talentos”.

3. Eric Kallman, ganador de 28 leones en siete años con agencias como Wieden + Kennedy

“Realmente no sé si están en mi casa o en la oficina”, explica destacando que la parte más gratificante es contar con amigos fuera del sector de la publicidad ya que valoran su trabajo de unan forma diferente. Destaca que, de forma irracional, piensas constantemente en volver a hacer una campaña o spot que resulte premiada. “Esta se convirtió en la única norma”.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir