Cannes Lions

La crepería que se infla a "cazar" clientes (como leones los publicitarios) en Cannes Lions

En las inmediaciones del Palais des Festivals donde se celebra Cannes Lions se ha levantado en los últimos años una suerte de "aldea" hecha a base de cabañas y tiendas de acampada (lujosísimas) donde los "players" tecnológicos se concentran con la esperanza de echar la zarpa a los miles y miles de visitantes que participan en el prestigioso certamen publicitario.

Las cabañas presentes en esa aldea son en mayoría carísimas y huérfanas de todo sentido de la originalidad. Consciente de esta triste realidad, la startup suiza Video Intelligence (VI) ha decidido este año emplazar su “chiringuito” en una “crêperie” a escasos metros del Palais.

En un pequeño bistro de nombre Les Fistons, ubicado en la rue Buttura de Cannes, VI, una empresa especializada en Software-as-a-Service (SaaS), recibe a sus propios invitados y también a clientes normales y molientes (ajenos a veces a Cannes Lions).

Para demostrar las bondades de su oferta tecnológica, VI desarrolló el pasado sábado una campaña de geo-targeting para ayudar a Les Fistons a “cazar” nuevos clientes.

Con la ayuda de la ilustradora Romy Blümel, VI alumbró varios anuncios móviles especialmente pensados para deleitar las papilas gustativas del público objetivo de la campaña. Con la inestimable ayuda del análisis de datos la startup suiza identificó a personas jóvenes con interés en la cultura y el buen yantar y se dirigió a ellas echando mano del geo-targeting.

¿El resultado? 64 nuevos clientes que, atraídos por la campaña de VI, visitaron el pasado sábado la crepería Les Fistons con el objetivo de hincar el diente a sus riquísimas viandas. Este establecimiento recibe habitualmente los sábados cuatro veces menos clientela que la que tuvo a bien agasajarle con su visita el pasado sábado.

Con una inversión publicitaria de apenas 50 euros Les Fistons ha conseguido echar el lazo a nada más y nada menos que 6.500 impresiones publicitarias locales. Y por cada cliente nuevo la “crêperie” ha tenido que desembolsar apenas 68 céntimos.

Franck Monpoix, propietariosde Les Fistons, está lógicamente encantado con la campaña emprendida por VI. “Nunca pensé que funcionara esto de los smartphones. Ahora me alegro de haber probado esta fórmula publicitaria”, dice Monpoix.

Pequeñas empresas como Les Fistons no son los clientes más habituales de VI, pero el experimento local que la compañía suiza ha llevado a cabo recientemente en Cannes Lions es una magnífica campaña de relaciones públicas para dar a conocer sus fortalezas en el ámbito del mobile targeting.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir