Cannes Lions

Entrevista a Miguel García Vizcaíno, presidente creativo de Sra. Rushmore

"El Grand Prix lo vamos a celebrar, pero no creemos que los festivales tengan una trascendencia tan grande en el día a día", M. García Vizcaíno (Sra. Rushmore)

Con un Grand Prix, dos oros y un bronce, la agencia Sra. Rushmore vuelve de Cannes Lions 2018 con grandes reconocimientos a su trabajo. No obstante, los premios no le quitan el sueño a un equipo que tiene claro que los galardones "no van a marcar un antes y un después".

"El Grand Prix lo vamos a celebrar, pero no creemos que los festivales tengan una trascendencia tan grande en el día a día", M. García Vizcaíno (Sra. Rushmore)Aunque reconocen no ser una agencia muy “festivalera”, Sra. Rushmore se ha alzado como una de las grandes vencedoras en Cannes Lions 2018 gracias un Grand Prix en la categoría Film Craft que se ha llevado su pieza “Hope” para el Comité Internacional de la Cruz Roja, dos oros y un bronce.

“No nos obsesionan demasiado los festivales, de hecho, vamos a muy pocos. No es algo que nos tenga todo el año ocupados. Simplemente cuando cierra el plazo, decidimos qué mandamos. No es algo de vida o muerte para nosotros”, admite Miguel García Vizcaíno, presidente creativo de Sra. Rushmore, en una entrevista a este medio con motivo del festival.

No obstante, el reconocimiento ha supuesto “una alegría muy grande” para la agencia y para el equipo. “Lo vamos a celebrar, pero no creemos que los festivales tengan una trascendencia tan grande en el día a día, ni van a marcar un antes y un después en la agencia, ni van a hacer que ganemos cuentas o las perdamos”, añade García.

Sobre la pieza y las razones por las que ha generado tantas alabanzas, García señala su naturaleza emocional.

“El tema es tan delicado que cuando recibimos el briefing pensamos que era una gran oportunidad para contarle al mundo, para despertar conciencias y para que la gente sepa lo que está pasando. Solo contar eso fue, para nosotros, una oportunidad extraordinaria”, afirma.

“Además te das cuenta de que cuando tienes una causa importante detrás y una buena idea, puedes contar con la colaboración desinteresada de mucha gente”, continúa.

En este caso se trata de la productora Blur y el célebre realizador James Rouse que han participado en la creación de la campaña. “Solamente una causa y una idea como esta podían conseguir que se haya querido involucrar en este proyecto con un presupuesto relativamente bajo y con poco tiempo”.

Y añade: “La experiencia ha sido maravillosa en este sentido. Lo que te cambia la vida no es el Gran Premio, sino involucrarte en un trabajo como este, que es real. Que salga de la necesidad de un anunciante y no de una idea que se te ocurre y que luego le vendes a una ONG, nos parece que marca también la diferencia”.

No obstante, la participación de las organizaciones sociales en los festivales siempre ha generado controversia al considerar que este tipo de campañas no deben competir directamente con las marcas comerciales.

“La buena decisión que ha tomado Cannes en los últimos es separar las cosas. Creo que no deben competir porque es más fácil conmover con una pieza con fines sociales que con la venta de una bayeta o un seguro de vida. Son cosas distintas y deben competir por separado, me parece muy sensato”, argumenta en este sentido García.

Pero si una campaña con fondo social parte con ventaja a la hora de ganarse al público, también cuentan con algunas limitaciones, sobre todo presupuestarias.

“Una organización como el Comité Internacional de la Cruz Roja no se puede permitir los presupuestos de anunciantes internacionales y aun así, tienes que hacer una producción que tenga un nivel enorme, pero sin el tiempo ni el presupuesto que suelen tener las campañas globales”, explica.

A la hora de valorar el balance de la creatividad española en esta edición de Cannes Lions y que se ha saldado con un total de 34 leones, García tiene la sensación de haber mantenido el nivel de los últimos años.

“No sé si tiene tanto sentido competir, como en los Juegos Olímpicos, en el medallero por países. Esto, al final, es una competición por agencias. Estamos más o menos en el mismo nivel que en los últimos años y creo que entre 30 y 50 leones no hay grandes diferencias”.

No obstante, señala con respecto a las diferencias numéricas de premios entre las distintas agencias españolas: “Que una agencia se lleve 15 premios no creo que contribuya al éxito de España, como país, en el palmarés”.

Sobre el mayor valor que adquieren los premios a raíz de los cambios del festival y la creciente dificultad de hacerse con un león en Cannes Lions asegura:

“No sé si es más difícil este año o el anterior. De lo que sí tengo la sensación es de que es muy difícil ganar leones si no entras en el juego de los festivales, en el juego de los lobbies, hacer la promoción de tus piezas, hablar con los jurados, enviar las piezas a tu red para que, a su vez, ellos te envíen las suyas. Cada vez es más difícil ganar leones si no entras en esa rueda de los lobbies”.

Por ello, desde la agencia se muestran “muy orgullosos de haber ganado lo que hemos ganado sin haber dedicado un solo minuto a la promoción de las piezas”.

Con los festivales como un complemento al trabajo, el verdadero objetivo de Sra Rushmore es “seguir haciendo mejor trabajo creativo para nuestros anunciantes en cualquiera que sea el medio. Para nosotros no hay límites, no hay fronteras entre lo digital y lo no digital. Hay una sola Sra. Rushmore que trabaja para crear grandes ideas en cualquier medio y formato”.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir