Cannes Lions

¿Inteligencia Artificial para un Cannes Lions más objetivo? Muchos pros frente a un poderoso contra

En los últimos años el Festival de Cannes Lions ha sido objeto de algunas críticas como la desigualdad de género, demasiada presencia de Occidente e incluso mal comportamiento de algunos de sus asistentes por citar algunas.

Algunas de ellas ya se están abordando como es el caso de la poca presencia de la mujer. Este año el festival cuenta con una presencia femenina que asciende hasta el 43%. Un gran paso para una industria en la que queda mucho por avanzar respecto al papel de la mujer.

También se están tratando otras cuestiones como la corrupción y los prejuicios humanos. Estos son solo algunos de los frentes que tiene abiertos el festival y que debe ir solucionando. La pregunta que surge ante esta fotografía es, ¿podría ser la tecnología la gran solución?

La respuesta pasa por la inteligencia artificial. Como ya se habrá percatado todos los problemas citados derivan de características inherentes al ser humano. ¿Qué pasaría si las piezas que optan a los leones de Cannes Lions fuesen juzgadas por la imparcialidad y objetivad de la inteligencia artificial? Vamos a ver algunas de las ventajas que podríamos encontrar.

1. La imparcialidad

La inteligencia artificial no cuenta con prejuicios por raza, sexo o religión. Al carecer de juicios predispuestos estamos ante uno de los jurados más justos de los que hemos visto hasta el momento.

Además, no va a beneficiar a una campaña porque trate un tema con el que el jurado puede sentirse más identificado o que le toca la fibra sensible.

2. No necesita descansar

Tampoco comer, beber o alojamiento. El uso de la inteligencia artificial para juzgar las miles de entradas de Cannes Lions ahorraría muchos costes.

3. Memoria infalible

Nada escapa a la memoria de la inteligencia artificial.

Las tres características mencionadas parecen todo ventajas pero, ¿no es acaso Cannes Lions la celebración y reconocimiento de los trabajos más brillantes de la creatividad humana. Al fin y al cabo la tecnología únicamente se basa en datos, datos y más datos.

Y una industria como la publicidad no puede permitirse el lujo de prescindir de capacidades humanas como los sentimientos. Unos indicadores y activadores que pueden escoger esa campaña que marcará la industria por completo y que, es posible, que le pasase por alto a esos robots que no duermen, no comen y no beben.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir