Cannes Lions

Mentiras, intrigas y vanidades: por qué Cannes Lions saca a relucir lo "peorcito" de la publicidad

cannesCannes Lions lleva una semana repartiendo premios a mansalva y eso debería ser una buena noticia para una industria, la publicitaria, a la que los galardones jamás de los jamases la dejan con el estómago lleno.

Sin embargo, en las bambalinas del festival publicitario con más solera del mundo la conversación gira más en torno a los aspectos negativos que en torno a los aspectos positivos de un certamen que se ha convertido a ojos de muchos de un monstruoso “circo”.

Y se habla también de la estructura a todas luces mafiosa de un festival que recauda dinero en todos y cada uno de los rincones de la ciudad que ha tenido a bien convertir en su hogar.

Se oyen también críticas (nada constructivas) contra las empresas tecnológicas, a las que algunos acusan de restar encanto (y glamour) a la industria publicitaria que estos días llena hasta la bandera la Croisette.

Por los corrillos del festival se habla sin demasiado disimulo sobre las campañas que son de verdad auténticas (y por eso ganan) y de aquellas que se crean sobre todo y ante todo para contentar a unos jurados que hacen además todo lo posible para favorecer los trabajos oriundos de su propio país de origen.

En la Costa Azul francesa es asimismo motivo de conversación estos días la alarmante inflación de categorías en Cannes Lions, afirma Bärbel Unckrich en un artículo para Horizont.

Y los representantes de algunas redes echan en cara a sus colegas de otras redes que si están tan bien posicionados en los rankings de Cannes Lions es porque han invertido mucho dinero (y no tanto esfuerzo).

Otros juran y perjuran que Cannes Lions (y sus miles de premios) les dan igual, pero aun así viajan todos los años a la Costa Azul francesa a darse un baño de gloria del que reniegan (a priori).

¿Por qué genera Cannes Lions emociones tan extremas? Quizás porque pese a las muchísimas voces que despellejan sin piedad este festival, Cannes Lions sigue siendo importante. Es más, es cada vez más importante. Y lo es porque lo que se sucede allí los anunciantes lo miran con lupa y tiene inevitablemente influencia en sus “pitches”.

Incluso los que odian a muerte Cannes Lions se dejan caer por allí y lo hacen porque saben que allí están sus clientes y clientes potenciales. Entre copa y copa de rosé en Cannes Lions se firman contratos, se sellan alianzas y se traman “enchufismos” (muy poco camuflados). Y por esta razón, pese a las críticas, Cannes Lions sigue llenándose hasta los topes cada año.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir