Cannes Lions

¡No matemos a Cannes Lions! Únicamente reflexionemos sin hipocresía disfrazada de creatividad

La 64ª edición del Festival Internacional de la Creatividad Cannes Lions se ha visto empañada por la sorprendente noticia protagonizada por Publicis. El holding publicitario anunciaba durante la celebración de la gran cita de la industria publicitaria su salida del festival el próximo año.

El motivo, tal y como ha explicado su nuevo CEO Arthur Sadoun, reside en que la compañía quiere destinar la mayor parte de sus esfuerzos y presupuesto a la nueva plataforma basada en inteligencia artificial Marcel.

La decisión de la compañía es un fiel reflejo del nuevo escenario en el que se ha convertido Cannes Lions. El histórico festival encargado de reconocer la mejor creatividad a nivel global cada vez pone más el foco en la tecnología.

Basta con pasear por la Croisette o echar un vistazo a las ponencias y debates de Cannes Lions para ser conscientes del importante papel que los gigantes tecnológicos están ganando año a año en el sur de Francia.

Este año desde este medio hemos sido testigos de la creciente cantidad de voces que piden que el festival se detenga a reflexionar y piense muy bien qué es lo que quiere para su futuro. Ejemplos de esto los hemos encontrado en las palabras del CEO de WPP, Martin Sorrell o miembros de los jurados como Mónica Moro, general creative director de McCann España.

Cannes Lions intenta seguir defendiendo la creatividad. Quiere seguir posicionado como ese crisol internacional de creatividad internacional mientras intenta disimular que está siendo absorbido por la tecnología. Cannes quiere seguir sintiendo que está fuera de los convencionalismos sociales de los que tanto ayuda a escapar esa creatividad que premia.

No podemos fustigar al festival por esto. Únicamente avanza en la misma línea que lo hacen el resto de las industrias y los sectores. La tecnología es ese nuevo ídolo (pagano para muchos) al que seguir porque es la que está marcando el ritmo (y el bolsillo).

Cannes Lions necesita reflexionar sobre su futuro. Esta es una gran verdad. Pero noticias como la salida de Publicis no son buenas. Su objetivo es totalmente comprensible pero Cannes Lions 2018 será diferente y, por el momento, no sabemos si eso será algo bueno o malo.

Lo que la industria tiene que decidir es si se queda dentro de los convencionalismos que tanto se critican, o se decide a dar el paso y aceptar que el gran festival de la publicidad a nivel internacional evoluciona en la misma dirección que ella, por mucho que lo critique y a la vez lo aplaudan. Pensamiento que no exime al evento de la reflexión interna.

Al fin y al cabo quizás el problema sea la hipocresía y no la pérdida del concepto tradicional de la creatividad. Juzguen ustedes mismos.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir