Cannes Lions

Aunque positivos, los cambios en Cannes Lions no son revolucionarios

Por qué la reforma anunciada por Cannes Lions es más una "reformita" que otra cosa

Por qué la reforma anunciada por Cannes Lions es más una "reformita" que otra cosaLos planes de Ascential Events (la empresa matriz de Cannes Lions) para transformar el festival publicitario más grande del mundo suenan sobre el papel extraordinariamente prometedores.

Menos días, una rebaja de 900 euros en el precio de los pases para el certamen, categorías como Cyber e Integrated que pasarán a mejor vida, costes a la baja en los hoteles…

A priori, y frente a tanto cambio, es casi imposible no dejar escapar un “wow”. Sin embargo, si examinamos pormenorizadamente la reforma prevista para Cannes Lions, el “wow” inicial pierde fuerza y se hace inevitablemente diminuto.

El recorte en la duración del festival (que pasará a durar a partir de 2018 únicamente cinco días) no significa ni mucho menos que vaya a haber menos programa. Significa simplemente que los asistentes a Cannes Lions van a poder concentrarse en lo que verdaderamente les interesa (y darse cuenta de paso de que no todo merece la pena), asegura Bärbel Unckrich en un artículo para Horizont.

Que los pases para el festival vayan a ser más baratos de ahora en adelante es perfectamente lógico. Al fin al cabo, Cannes Lions durará tres días menos.

En cuanto a los precios (supuestamente) más asequibles en los alojamientos, en el futuro quien desee alojarse en un hotel de clase media en las inmediaciones de La Croissette deberá desembolsar 400 en lugar de 800 euros. La rebaja es evidente, pero es imposible no preguntarse: ¿quién puede permitirse realmente tan exorbitantes (aunque rebajados) precios?

Si fijamos la mirada en los defenestrados Cyber Lions, fueron muchos los que tildaron esta categoría (durante años importantísima) de auténtica revolución en el festival. Sin embargo, su “muerte” no resulta en absoluto dramática sino que es consecuencia (inevitable y tardía) de los cambios en el panorama mediático, recalca Unckrich.

Quienes hoy en día se empeñan en seguir distinguiendo entre comunicación digital y comunicación no digital viven definitivamente de espaldas a la realidad.

Por otra parte, que los organizadores de Cannes Lions hayan eliminado las categorías de Promo & Activation e Integrated no resulta espectacular ni mucho menos. Como tampoco resulta espectacular la nueva (y supuestamente estilizada) estructura del festival, al que se han añadido cinco nuevas secciones.

Que 126 de la friolera de 650 subcategorías hayan sido sepultadas tampoco aligera todo lo que debería la “obesa” estructura del festival.

De todos modos, y pese a las críticas, hay algo positivo en la “minireforma” de Cannes Lions. Que de ahora en adelante una campaña pueda escribirse en un máximo de seis categorías en sin lugar a dudas una buena noticia, asegura Unckrich. Gracias a este cambio, se podrá contener la “inflación” de leones, el problema quizás más escandalosamente obsceno de Cannes Lions, que en su última edición entregó más de 1.450 premios.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir