Desde México

México bajo 4 peldaños en el Índice Global de Emprendimiento en 2018

Emprendimiento en México, ¿supervivencia o negocio?

El 71% de la población coincide en que la mala calidad de los empleos es un gran obstáculo que los lleva a buscar emprender para sobrevivir.

Emprendimiento en México, ¿supervivencia o negocio?

En este último año, México ha vivido un “boom” de emprendimiento; jóvenes, que están dispuestos a correr el riesgo de “hacerse de lo suyo” en vez de sacrificar horas en la oficina de una marca ajena, es un cotidiano.

Sin embargo, esta novedad que en ciertas ocasiones podría resultar una “moda” no se sabe a ciencia cierta si es resultado de una visión de negocio o de la necesidad de supervivencia.

A pesar de lo que la visión general puede proyectar, México ha bajado peldaños en el escalón por el emprendimiento. El día de hoy se encuentra en el lugar 75 en el Índice Global de Emprendimiento 2018, cuatro escaños debajo de lo que ocupó el año pasado.

Los agentes emprendedores son la generación de entre 30 y 45 años de edad, mismos que se podría pensar apuestan por el país porque lo perciben de una forma optimista. Una encuesta realizada por la Asociación Mexicana de Publicidad (AMAP), arroja lo contrario.

El 63% de este sector considera que el país va por mal camino y de este grupo, el 71% de la población coincide en que la mala calidad de los empleos es un gran obstáculo que los lleva a buscar formar alternas para sostener su estatus económico.

La combinación de esta percepción y la baja calidad laboral en el país genera este “boom” de emprendedores que si bien, contribuyen al crecimiento de las PyMes, generalmente lo hacen con fundamentos inciertos, impulsados por la necesidad, lo que da como resultado la caída de miles de proyectos a largo plazo.

Por otro lado, las políticas públicas son en parte responsables de este “boom fugaz” y es que generalmente incentivan proyectos con escaso aporte a la innovación y con poca estrategia de comunicación y bajo análisis mercadológico. Panorama resultado de un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Hay mucho por hacer y es que tanto la AMAP como la UNAM coinciden en que es necesaria la implementación de políticas para desarrollar las capacidades de aquellos “mexicanos optimistas del futuro”, la generación de entre 15 y 29 años de edad que todavía conservan una visión positiva del país.

Es necesario incluir a esta generación en la dinámica del emprendimiento para que en el futuro México compita en un entorno de sacudimientos políticos y económicos, en el que emprender de forma inteligente, será una obligación ciudadana para aquellos que lo puedan realizar.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir