Desde México

Se situó en el lugar 68° de 169 países en el estudio realizado por DHL

México avanza 11 posiciones en el Índice de Conectividad Global

La actividad comercial es uno de los factores más significativos que impulsan la tendencia del crecimiento de la conectividad a largo plazo.

conectividadEs sin duda importante, que, en un mundo tan globalizado, los países cuenten con un alta conectividad que les permita desarrollar su economía.

Además, en un momento en el que la industria exige una mayor internacionalización de productos y servicios para alcanzar un crecimiento aún más exponencial.

Según datos del Índice de Conectividad Global de DHL del 2018, México no va para nada en mal en el camino; ya que, se situó en el puesto 68° de 169 países. Esto supone un ascenso de 11 posiciones comparado con su posición anterior en 2015, cuando el país se ubicó en el lugar 79 de 169 naciones.

El estudio se basa en el análisis estadístico de flujos internacionales en 4 rubros: capital (flujos de inversión directa y de cartera), comercio (importaciones y exportaciones de bienes y servicios), información (tráfico de internet, llamadas telefónicas internacionales), personas (migraciones, turismo y estudiantes extranjeros).

De las variables más significativas que colocan a México como un país en tendencia de crecimiento a largo plazo se señalan las actividades ligadas a actividad comercial y la captación de inversión extranjera y divisas.

Por otro lado, las características estructurales del país como población, PIB per cápita y características geográficas son factores determinantes que impulsan el crecimiento en materia de conectividad.

Sin embargo, aún falta mucho por crecer y se recomienda profundizar y diversificar las actividades económicas, sociales y humanas que mejoren el nivel de conectividad de México con el mundo, lo que indudablemente se traducirá en un crecimiento más rápido del Producto Interno Bruto (PIB).

Así mismo, se proponen iniciativas que lleven a establecer relaciones comerciales con más países, exportar una mayor variedad de productos y captar turismo proveniente de un mayor número de naciones.

De esta forma, México se vuelve cada vez más un país conectado en el que las marcas y empresas pueden apostar a estrategias más ambiciosas de comercialización que beneficien su crecimiento y el de la economía de todos.

Te recomendamos

Outbrain

Somos quiero

A3media

T2O

Compartir