Desde México

Cecilia Suárez, CEO de ITCROSS explica las ventajas de la nube

¿Por qué migrar el ERP de mi empresa a tecnología Cloud?

Definitivamente las empresas están en la constante búsqueda de una mayor eficiencia en sus recursos y el logro de una mayor productividad.

Mudar el sistema ERP (Enterprise Resourcing Planning) de una empresa; mismo que se encarga de gestiones internas como producción, distribución e incluso recursos humanos; hacia una tecnología cloud podría ser una excelente opción para que la empresa pueda seguir creciendo.

La firma ITCROSS especializada en implementaciones globales de soluciones ORACLE y con oficinas en la Ciudad de México lleva 18 años resolviendo requerimientos locales para que sus clientes optimicen sus proyectos en tiempos y costos.

En esta ocasión Cecilia Suárez, CEO de la firma destaca tres ventajas principales con las que las empresas se ven beneficiadas al migrar su ERP –“columna vertebral de la organización”-hacia la nube.

1.- Desaparece el costo de la infraestructura

Las compras de servidores y software carísimo, quedan a un lado cuando la infraestructura se utiliza desde la nube.

Los tediosos procesos de instalación pasan a ser nulos al estar disponible rápidamente el ERP desde la nube; además de que el ahorro en tiempo es notable.

Los cambios o la escalabilidad del software son igual de rápidos en caso de que se quisiera ir agregando módulos, así que siendo prácticamente lo mismo; la nube es un ahorro real en tiempo y costo.

2.- Baja el TCO (Total Cost of Ownership)

Invertir en un ERP tiene dos vertientes; el precio de adquisición y el de mantenimiento.

El costo que se inyecte para obtener un ERP será muy determinante a mediano y largo plazo. Los proyectos de migraciones o actualizaciones tecnológicas en ERPs on-premise son costosos y largos, mientras que cambios tecnológicos en la nube se realizan en cuestión de horas por quien aprovisiona el software y no genera costos más que la suscripción.

“Por otro lado, la suscripción del software incluye soporte sobre las aplicaciones, así que esto es otro costo que podemos ahorrar. Al no tener la infraestructura in-house, tampoco necesitamos staff de IT para mantener el sistema, sino que el mantenimiento diario o semanal es realizado por quien aprovisiona el software. Así, la reducción de costos totales es considerablemente menor que al adquirir un software tradicional”, explica Suárez.

3.-Queda toda la información de la empresa en la nube

Poder acceder a la información en todo momento y en cualquier lugar siempre es un gran “plus”.

“Esto es clave para el tipo de empresas que se crean en la actualidad. Es cada vez más común que una organización sea manejada por personas  que se encuentran en diferentes partes del mundo o que están en constante movimiento”, argumenta la experta.

Así, la nube brinda la flexibilidad y velocidad que las empresas actuales necesitan. Además de una estructura ligera y ágil que facilita la expansión a otros países cuando sea el momento.

La nube permite beneficiarse de un espacio ilimitado y es una herramienta clave para asegurar los pilares que vuelven sólida a cualquier organización empresarial.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir